La falta de información en las entradas lleva el caos y el enfado a los palcos

  • La empresa reconoce el error y lo achaca a un fallo informático en el diseño de los billetes

Hasta tres aficionados quisieron ayer sentarse en una delantera del palco 3. Tenían la misma entrada, idéntica. Lo mismo ocurrió con un buen número de localidades. La gente llegaba y veía que había otro aficionado. "Oiga, ese es mi sitio", decía el recién llegado. "No, disculpe, yo tengo la misma entrada", decía el que ya esta allí. Las localidades eran exactamente iguales. El follón fue de libro y tuvo que intervenir la policía porque las entradas aparecían, en algunos casos triplicadas. Y con el tendido como estaba -allí no cabía un alfiler- el público se tuvo que sentar en las escaleras.

Tuvo que intervenir la Policía y algunos espectadores tenían intención de poner denuncia, aunque, de momento, no se ha podido confirmar que lo hayan hecho. La empresa, por su parte, manifestó ayer que todo se debe a un error informático, pues en las entradas no aparecía si el palco era de sol, de sombra o de sol y sombra y eso llevó a que quienes habían comprado sol se fueran a la sombra y viceversa. Según señalaron desde Taurotoro sólo éste fue el motivo de la confusión pues "en ningún caso se han vendido entradas de más". La única diferencia, según ellos, es el precio que aparece en el billete, según si se pagó sol, sol y sombra o sombra. "Teníamos advertidos a los porteros, hemos puesto acomodadores en los palcos, pero se han visto desbordados", señaló un portavoz de la empresa, quien añadió que "nos habíamos dado cuenta del problema hace unos días, con las entradas ya vendidas y por eso intentamos solucionarlo". Además, para colmo, las acreditaciones de prensa, que son de oficio, estaban ubicadas en uno de los palcos donde las entradas aparecían duplicadas y triplicadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios