Romero y Blanco, matadores sanluqueños en competencia

  • En la primera corrida de feria, el viernes, vuelven a la plaza de Sanlúcar los dos últimos matadores en el coso del Pino en liza con Julio Benítez, hijo de 'El Cordobés'

Comentarios 1

La tarde del viernes comienza la Feria Taurina de la Manzanilla en la plaza de toros de Sanlúcar, primero de los tres festejos de feria, dos corridas de toros y una de rejones, con la novedad de enfrentar a los dos matadores de última generación de Sanlúcar y un torero emergente que entrena siempre en esta plaza: Julio Benítez "El Cordobés", hijo.

En la primera tarde se ha apostado por la competencia de los dos matadores locales: Ángel Romero y Antonio José Blanco, dos espadas que se disputan la primacía en Sanlúcar.

Localizamos a Ángel Romero, entrenando. Lleva seis años residiendo en Sevilla, muy metido en el campo, en "La Calera" de los Lora Sangrán, donde espera con muchas ganas la tarde del viernes: "estoy con muchas ganas y mucha ilusión, ten en cuenta que no toreo en Sanlúcar desde la tarde de mi alternativa, hace ya cinco temporadas".

También vuelve a la plaza de El Pino donde no torea desde su alternativa Antonio José Blanco, un torero que sorprendió en el 2006 en su triunfo novilleril en El Puerto y que en octubre de ese mismo año tomó la alternativa. Desde entonces pocas oportunidades y las que le han dado no han sido nada fáciles: la repetición en El Puerto en el 2007 en la corrida de feria de Primavera y del Vino Fino en la que cortó dos orejas y la del 15 de agosto en Sevilla, también el año pasado, con un encierro muy complicado del Conde de la Maza en la que tragó mucho y mató por arriba a su primero, y bastante logró con salir por su propio pie de la plaza tras la lidia del segundo.

Ángel Romero también ha pasado lo suyo durante la última temporada en la que buscó oportunidades en América: "por aquí era muy difícil meter la cabeza y por lo menos en América me vestía de torero y compensaba; hice dieciocho tardes en Perú y Colombia". Lo importante es estar en la cara del toro y preparado: "pues sí porque el toro de América embiste más despacio y eso te da sitio y aunque uno lo pase mal, porque estás fuera de casa, se ve recompensado". Ángel Romero fue el triunfador en la feria de Cutervo pero también resultó herido en América y además un virus le hizo perder varios festejos: "se pasa mal pero en la cara del toro uno se siente torero y se compensan los malos tragos".

Los dos toreros tienen en Sanlúcar la oportunidad de mostrar su valía y compiten por ser el torero predilecto de una afición de paladar como la de Sanlúcar. Romero ni ha preguntado como es la corrida: "me ha dicho el empresario que es muy bonita pero yo ni he preguntado, con verme vestido de torero en la plaza de mi pueblo... además han pasado cinco años y soy un torero más evolucionado y maduro, con más conciencia de lo que hago delante del toro y de lo que hay que hacer".

Para Antonio José Blanco la rivalidad con Romero va a redundar en beneficio del público: "la competencia es una de las cosas bonitas del toreo y ese enfrentamiento va a beneficiar el espectáculo. Yo por mi parte estoy muy preparado, no dejo de entrenar y de mentalizarme como torero y estoy dispuesto a afrontar todos los retos que vengan". Que Dios reparta suerte para todos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios