Barberán, sin alta médica, toreará en San Enriquebajo su responsabilidad

  • Al diestro le practican una cura en Cádiz y los doctores le detectan un coágulo en la herida

Salvador Barberán no recibió ayer en Cádiz el alta médica de la cornada sufrida el pasado 18 de julio en la plaza de Valencia, inferida por un novillo de Gerardo Ortega ya que se le ha detectado un coágulo en el muslo izquierdo, donde sufrió dos heridas de 20 y 12 centímetros.

El novillero toreará mañana en San Enrique de Guadiaro bajo su responsabilidad. "Me encuentro muy bien, estoy entrenando a tope y corriendo por la playa media hora al día, cuando incluso los médicos me dijeron que no podría correr en dos meses" aseguró.

El joven espada permanece en El Puerto, en La Gallosina, la residencia de su apoderado José Luis Galloso, donde entrena a tope con el banderillero Martín Vidal. "Se me metió en la cabeza reaparecer el día 2 y ya no hay quien me pare" dijo el torero, que tiene cicatrizada la herida salvo el orificio de salida del drenaje, que se le ha retirado" apuntó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios