El ambiente

Ya suenan los cuchillos

El coro 'Tiempos modernos' El coro 'Tiempos modernos'

El coro 'Tiempos modernos'

La última sesión de semifinales acaba de empezar con un Falla en el que se percibe esa tensión de las noches grandes, esa donde las ilusiones de centenares de personas están en el alambre. El gusto de cinco personas puede marcar muchas cosas, no únicamente un pase a la final. Porque, para muchos, en este rinconcito del sur, el Carnaval, como ocurre con el fútbol en gran parte del planeta, es la más importante de las cosas que no son importantes. Amigos, y hasta hermanos, se convierten en enemigos por mor de las coplas. Los tangos del coro 'Tiempos modernos' están resonando en estos instantes en el escenario del templo de los ladrillos coloraos pero, por paradójico que parezca, estos tiempos que vivimos son tan modernos, por culpa de las redes sociales o la globalización del certamen, del que lo mismo está pendiente Serrat que tertulianos televisivos, tan modernos, digo, como antiguos lo son en todo lo que se refiere a la pasión que genera.

A eso de las cuatro de la mañana debería conocerse el nombre de los 16 finalistas que actuarán este viernes, a partir de las ocho y media de la tarde, en la Gran Final, una función que, por primera vez, no tendrá descansos para intentar evitar que, como ya ocurriera el pasado año, los aficionados salgan del Falla a las mismas claras del día.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios