Cádiz despide una semana de fiesta

Las coplas más tristes del Carnaval 2017

  • Gaditanos y visitantes se echan a las calles para disfrutar de un brillante Domingo de Piñata, en el que las agrupaciones ofrecen sus repertorios por penúltima vez

Comentarios 0

Llegó el final. O casi, que todavía falta el Carnaval Chiquito para los jartibles que quieran seguir con la fiesta. Con la quema de la Bruja Piti y el castillo de fuegos artificiales, Cádiz echó ayer el cierre a un mes y medio de coplas. Ya queda muy lejano aquel 22 de enero en el que comenzó el Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas del Gran Teatro Falla, aunque lo más puro está fuera de las tablas, en las coplas cantadas casi al oído y el ingenio despojado del encorsetamiento y la globalización. Una semana de fiesta -bueno, seis si se le suma el COAC- en la que la ciudad se transforma. Ahora, con la victoria de Doña Cuaresma, todo vuelve a la rutina a la espera de que la llama se vuelva a encender dentro de un año.

Tras dos días con una meteorología gris, el tiempo respetó el Domingo de Piñata. Se notaba en las ganas tanto de las agrupaciones como de los gaditanos y los visitantes, que tras tener que resguardarse en casa durante el viernes y el sábado salían a las calles con la intención de despedir el Carnaval 2017 a lo grande. Fue una jornada brillante, en la que los repertorios y las ganas de fiesta vencieron al botellón. Había muchas propuestas para elegir. Diferentes ambientes en los que se podía encontrar los cuplés más gamberros y callejeros o los tangos y los pasodobles más lúcidos.

Más allá de los repertorios, la mañana del Domingo de Piñata se inició con un modesto homenaje a los carnavaleros de la II República. El acto, organizado por el Ayuntamiento de Cádiz, se celebró a las puertas del Centro Integral de la Mujer, edificio en donde se encontraba el Teatro Municipal. En este recinto se celebró entre 1933 y 1936 el Concurso de Comparsas, que dejó de organizarse tras la prohibición del Carnaval derivada del golpe de Estado del 18 de julio de 1936 y el inicio de la Guerra Civil. Por parte del equipo de Gobierno, estuvo presente el concejal de Memoria Democrática, Martín Vila. Asimismo, actuó la antología 'Las coplas recuperadas', dirigida por Juan Fernández, que cantó algunas de las letras de las agrupaciones de esta época. Asimismo, familiares de los comparsistas represaliados descubrieron una placa en recuerdo a los que sufrieron la represión franquista.

Por todo el centro de la ciudad se distribuyeron varios puntos calientes para disfrutar de las últimas coplas, lo que permitió poder desplazarse de un lugar a otro sin demasiados problemas. Dentro del mundo oficial, el principal foco de atención -aunque no el único, ya que los grupos que concursaron en el Gran Teatro Falla aprovecharon hasta que se hizo de noche para ofrecer sus repertorios- fue la plaza de Candelaria, en donde la Peña La Estrella celebró su XLI Frito Popular Gaditano. Desde el mediodía ya se formó una cola curiosa en este céntrico lugar para poder conseguir un cartucho de pescaíto frito, mientras que en el escenario se entregaban los premios de los certámenes 'Tío de la Tiza' al mejor tango, 'Paco Alba' al mejor pasodoble de comparsas, 'Cañamaque' al mejor cuplé de chirigotas y 'Manuel Merello' al mejor estribillo.

Por el tablao desfilaron los coros 'El batallón Fletilla', 'Por Andalucía', 'El Vapor del Sur' y 'El mayor espectáculo del mundo', las comparsas 'Ley de vida', 'El ángel de Cádiz', 'Los equilibristas', 'Los camballá' y 'Tres mil años', y las chirigotas 'Las listas de boda', 'Los kunfundíos' y 'Los del planeta rojo, pero rojo, rojo'.

Uno de los momentos más emotivos de la tarde fue cuando Antonio Martín, autor de la comparsa 'Ley de vida', recibió la Estrella de Oro y Brillantes de la entidad de la plaza de Candelaria por sus 50 años dedicados al Carnaval gaditano.

También se concentró mucho público en torno a los carruseles de coros. Algunas bateas partieron de la plaza de Candelaria, como la de 'El batallón Fletilla', de Rafael Pastrana y David Fernández, que inició su recorrido en la calle Montañés para marcharse hacia su rincón de la plaza del Cañón, un lugar recogido para poder escuchar los tangos con mayor tranquilidad y alejado de los lugares masificados.

Por su parte, en el Mercado Central de Abastos ofrecieron sus coplas los coros 'Los que mueren por salir con el gordo', 'La dinastía', 'Arría la carná', 'El puzzle', 'Por Andalucía', 'Los grasiosos', 'Las atrevidas' y 'La torre del reloj'. En la otra punta del casco histórico, en el entorno de la plaza de Mina, también sonaron los compases del tango gaditano en las voces de los componentes de 'La hermandad guerrera', 'Cuando dispara Robin Hood, ojú', 'El reflejo', 'La reina de la noche', 'Mi gaditana' y 'A toda máquina'. En la escalera del Museo de Cádiz, también se sumó al buen ambiente reinante en la jornada la chirigota del Selu, 'Mi suegra como ya dije'.

El Domingo de Piñata también dio lugar para poder contemplar algunos momentos que se recordarán durante bastante tiempo, muchos de ellos más públicos y otros algo más íntimos. Esto sucedió ya pasadas las 16 horas en la calle Ancha, instante en el que se cruzaron las bateas del coro 'El mayor espectáculo del mundo', primer premio de la modalidad en el pasado COAC, y de la antología del Coro de los Niños, que no ha participado en el último certamen de coplas. Ambas agrupaciones mantuvieron un duelo de tangos que recordarán los que pudieron contemplarlo.

Tampoco faltaron las coplas callejeras, que se repartieron por buena parte del casco antiguo. Como las que protagonizaron en la calle Columela sobre las dos de la tarde Martín y Violeta, dos niños de 12 y 9 años, respectivamente, con su romancero '¡Qué miedo de niños!'. Una estampa curiosa que hace que el futuro de esta modalidad esté más que asegurado.

Más avanzada la tarde, también en Columela montaron su particular restaurante el dúo 'Café-bar Y no se va...'. Tapitas variadas, algunas de ellas un poco calientes, para hacer las delicias de los paladares más selectos.

A pocos metros, ante la puerta de la tienda de una conocida marca de ropa, celebraron un solemne besapiés la chirigota 'Los que van de cultos', conocida como la chirigota del Pope. Una imagen que durante los próximos días se repetirá durante la Cuaresma.

Cuanto más avanzaba la tarde, más se iba ambientando el centro de Cádiz, por lo que en cada esquina se podía escuchar una propuesta diferente. Como la de 'Los líderes', que pasadas las cuatro y media de la tarde cantaron su ristra de cuplés en la calle Barrié.

Dentro de las agrupaciones oficiales, congregó a mucho público en la plaza del Palillero en torno a las 16.30 horas la chirigota 'Los de Cádiz norte', de Manuel Santander y José Manuel Sánchez Reyes. Algo parecido sucedió sobre las seis de la tarde en la calle Solano, en donde a las puertas del bar La Penúltima defendió su primer premio la comparsa 'Los irracionales', de Jesús Bienvenido. Por su parte, en la plaza de San Agustín coincidieron a la misma hora la comparsa de Tino Tovar, 'El ángel de Cádiz', y el cuarteto del Gago, 'Lo que el viento se llevó'.

Otro lugar al que se acercó el público bien avanzada la tarde fue el entorno de la iglesia de San Lorenzo. En Mateo de Alba, una de las calles preferidas por las callejeras, la chirigota 'Los fetichistas', conocida como la chirigota de la Factoría, desgranaba sus cuplés con unas copas en las que guardaban la ropa interior de sus conquistas. Mientras, en Hospital de Mujeres hicieron lo propio 'Los po... bretones', a los que lo que más les duele es el hachazo a la hucha de las pensiones.

También fue notable la presencia de grupos procedentes de la provincia de Sevilla, como la comparsa 'No me toques las bolas', que abrieron la mañana en la puerta de la iglesia de Santiago. Por su parte, la chirigota 'Los gilipuertas' ofreció sus cuplés sobre las dos de la tarde en la plaza del Palillero. O sus compañeras de modalidad 'Esta chirigota, cae bien' y 'Los que nunca tiran la toalla', que ligaron sus actuaciones en la Torre Tavira un poco más tarde. Incluso, llegaron coplas procedentes de Mérida con la chirigota 'Ya no salgo más'.

A partir de hoy, Cádiz vuelve a tener una cara diferente, la que le marca el día a día. Pero sólo tendrá que esperar una semana para poderle dar la despedida definitiva al Carnaval 2017.

más noticias de DIARIO DEL CARNAVAL Ir a la sección Diario del Carnaval »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios