18ª función clasificatoria

Da la campanada

  • La comparsa de Kike Remolino se mete de lleno en la pelea en una clasificatoria de menos a más

  • También lucen el Canijo y Pepito Martínez

'Los campaneros' 'Los campaneros'

'Los campaneros' / Jesús Marín (cadiz)

Con sus luces y sus sombras, las clasificatorias tienen un encanto especial. Ya en plena cuenta atrás de esta fase disfrutamos de una velada de menos a más, que cogió velocidad pasado el ecuador con la comparsa de Pepito Martínez y la chirigota del Canijo y explotó al final con la comparsa de Kike Remolino, que dio la campanada con una puesta en escena espectacular y un repertorio de mucho nivel.

Flojo inicio de sesión de la mano del coro de Alejandro Ariza, que evidenció un paso atrás respecto a años anteriores en cuanto a afinación. El mensaje se perdió por los fallos en la ejecución. A continuación, el Falla disfrutó de un rato de locura y surrealismo de la mano de la chirigota de Tomares 'Ahora bajo... que me estoy cambiando', ¡de muñeco de semáforos! y un repertorio más al tipo imposible, con sus toquecitos de ánge. Uno de esos ratitos agradecidos que sólo nos dan las preliminares. La cara B de esta fase salió a relucir con la comparsa 'El catedrático', desastrosa en letra, música e interpretación. Su segundo pasodoble, un dramón épico, queda para la posteridad.

La chirigota de Sevilla 'Lo que nos faltaba', con algunos golpes simpáticos, antecedió en las tablas a la renovada comparsa de Pepito Martínez, este año con Cardoso como autor de letra. 'Los incontrolables' llevaron a las tablas una curiosa idea, un incendio forestal. Destacó, cómo no, la música del pasodoble, que el grupo defendió con precisión y potencia (a veces excesiva). Repertorio correcto, a falta de letras de competición cuando empiece la verdadera batalla.

Del fuego de 'Los incontrolables' a '¡Qué Caló!'. Pero no tuvo nada que ver la nueva propuesta del Canijo con las altas temperaturas: la chirigota se olvidó del foam para llevar al Falla a unos patriarcas gitanos con mucho arte -y un acento muy logrado-. El sello musical de Jesús Bienvenido salió a relucir en un pasodoble que es un caramelito, defendido además de maravilla por un grupo de altura. Buenas letras, a destacar la segunda para Manolo Cornejo y su grupo tras el clásico piropo de presentación. Simpáticos cuplés y buen popurrí, con algunas cuartetas de carcajada. Salen airosos al tocar un tema que podría ser delicado con gusto y con mucho arte. Otra para la pelea en una modalidad muy igualada.

La casualidad... es que a continuación tuvimos sobre las tablas otro tipo de gitanos y gitanas, el que defendió la comparsa 'La errante'. A menos en interpretación respecto a participaciones anteriores. Por fin, cerró la velada la nueva comparsa de Kike Remolino, que dio el golpe con una puesta de largo en el Concurso sencillamente espectacular. Desde la puesta en escena, impresionante, supimos que íbamos a ver algo grande: y 'Los campaneros' estuvieron a la altura en letra, música e interpretación. Un grupo tan potente como medido que bordó un repertorio muy completo incluidos los cuplés, la gran losa de la modalidad. Ojito a ellos.

Fichas y vídeos de la sesión

CORO La comuna

CHIRIGOTA Ahora bajo… que me estoy cambiando

COMPARSA El catedrático

CHIRIGOTA Lo que nos faltaba

COMPARSA Los incontrolables

CHIRIGOTA ¡Qué caló!

COMPARSA La errante

COMPARSA Los campaneros

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios