Morena y legendaria

  • Ayer se cumplieron 40 años del debut de la comparsa portuense 'Raza Mora' en el Concurso del Falla

  • Con el tiempo se ha convertido en mítica, con récord de ventas de cassettes y un pasodoble memorable: 'Un 4 de diciembre'

Venían Los Majaras de un año de descanso cuando comenzaron a forjar una de las agrupaciones más célebres de la historia del Carnaval. Habían sido en 1976 'Los apaches de París' y faltaron al primer Carnaval democrático, el de 1977. Para 1978 se montó de nuevo la comparsa, con repertorio de Diego Caraballo y dirección de Antonio Rico Segura 'Pedro'. Se estaba gestando 'Raza Mora', palabras mayores en la fiesta gaditana. Ayer, 31 de enero, se cumplieron 40 años de su debut en el Concurso del Falla de 1978. Fue en la primera parte de la función de tarde, en el sexto lugar tras 'Los arrabaleros', comparsa también portuense de Antonio Martín. El segundo pase de semifinales fue en la segunda parte de la función de noche de tal día como hoy, 1 de febrero, en antepenúltimo lugar, antes esta vez de 'Los arrabaleros'. Tres días de concurso -quién lo diría- bastaron. El 2 de febrero, jueves, se celebró la gran final que coronó a esta comparsa.

Dice Pedro que la idea fue precisamente de Antonio Martín. "Montamos en El Puerto un festival a favor de los albañiles, que estaban por entonces en huelga. En el Cine Moderno. Llamamos a 'Los mandingos', a 'Nuestra Andalucía'... a unas cuantas. Y allí le comentamos la idea de nuestra vuelta y fue Martín el que nos dio norte. Se me quedó en la retina y más adelante decidimos sacarla", recuerda el emblemático comparsista.

Señala Pedro que fue José Luis Arniz quien empezó a componer la música del pasodoble, pero sus compromisos profesionales le impidieron seguir y la pieza la acabaron entre él y Pepe Porras, uno de los componentes, "que nos ayudó mucho porque nosotros siempre hicimos muchas cosas entre todos".

Después de los correspondientes meses de ensayos, llegaba el momento de dar a conocer el repertorio. Asegura Pedro que, curiosamente, la comparsa no gustó en los dos únicos ensayos generales que celebraron. "Uno en El Puerto y otro en Cádiz. Nos decían que habíamos sacado una cosa muy rara. A nosotros nos gustaba mucho y yo decía al grupo que esperase a que se abrieran cortinas en el Falla. Fíjate, ha quedado para la historia", relata. Después del estreno en el Concurso, la comparsa "fue gustando conforme pasaron los días. Luego vino lo que vino. Cantamos por toda España y abrimos muchos caminos a otras agrupaciones. Rematamos por fuera el empuje que ya tenía el Carnaval".

Eran tiempos de inestable democracia, recién nacida. De ahí que el contenido de las letras fuera bastante político y social. 'Raza Mora' cantó a los pescadores apresados en aguas marroquíes, a los astilleros, a los yankis que habían inventado una bomba que "mata a los pueblos enteros pero a los edificios no les pasa nada" o al aborto. Pero el pasodoble de esta agrupación que pasó a la historia fue el dedicado a Manuel José García Caparrós, que falleció tiroteado durante la manifestación por la autonomía celebrada en Málaga el 4 de diciembre de 1977. 'Un 4 de diciembre muere un malagueño' se convirtió en una letra emblemática, mítica y santo y seña de Los Majaras. El autor, Diego Caraballo, cuenta que escuchó la noticia en la radio y corrió a hacer el pasodoble. "Ha sido la letra que menos tiempo me ha costado hacer en mi vida. Esa misma noche la llevé al ensayo. Es la letra que más satisfacciones me ha dado", explica el coplero. Pedro de los Majaras dice que después de cantar ese pasodoble en el Falla "no sabíamos qué habíamos hecho y lo supimos porque el exterior del teatro era un clamor". El director portuense dice que Caraballo "escribió ese año con mucha categoría. Aparte del pasodoble a Caparrós hizo varias letras preciosas". El coplero, por su parte, echa la vista atrás y se ve componiendo en plena Transición "ya con el viento a favor". El director hace un buen apunte que muestra a las claras cómo han cambiado los tiempos: "Hoy día sería impensable cantar el estribillo dedicado a Mahoma". Según el director, pregonero del Carnaval de Cádiz el año pasado, "entonces era todo más sencillo. Se podían cantar cosas que ahora no se pueden".

Todos los años cada 4 de diciembre, el grupo de veteranos comparsistas canta este pasodoble en la puerta del Bar Triana, el que fue siempre su cuartel general. "Lo haremos mientras vivamos y lo llevamos haciendo desde entonces. Lo de esta letra es increíble. Nos la piden en toda España", dice Pedro. El último diciembre hicieron doblete. Por la mañana, el grupo, junto a familiares de Caparrós, entonaron en Cádiz la copla en el acto de inauguración de la avenida 4 de diciembre de 1977, que ha sustituido en el callejero de la ciudad a la avenida Ramón de Carranza. Por la noche, la cita obligada del bar portuense.

once de gala

Solo once componentes formaron la comparsa 'Raza Mora'. Un once de gala, como el de los equipos de fútbol legendarios: Francisco Díaz García 'Pelahígo', Fernando Albert, Antonio Cía 'Tali', Manuel Parra, Paco Soto, Antonio Rico 'Pedro', Manuel Albaiceta, Francisco Gómez 'Pacoli', José Torres 'El Porras', Diego Caraballo y Pedro García.

'Raza Mora' se alzó con el primer premio de comparsas provinciales -entonces existía un concurso para agrupaciones cacapitalinas y otro para foráneas- por delante de 'Los arrabaleros' y de la isleña 'Recordando a Maurice Chevalier', de Enrique Villegas y José Ramos Borrero 'Requeté'. Un total de 300 puntos le otorgó el jurado, a considerable distancia del segundo y tercer premio, que obtuvieron 262 y 221, respectivamente.

la leyenda continúa

Diego Caraballo y Pedro coinciden en que la morena y legendaria 'Raza Mora' es lo mejor que han sacado. "Es lo más gordo que hemos hecho y eso ya no hay quien lo mueva. Lo dice la historia", destaca el director. Rico Segura añade que "yo he salido desde 1962, pero como 'raza Mora', nada. Esa fue especial, inigualable". Según Pedro, esta comparsa "está a la altura de las grandes como 'Capricho Andaluz', 'Los hombres del mar' o 'Nuestra Andalucía'".

Caraballo evoca "el tremendo impacto" de 'Raza Mora'. Aunque atesora en el Carnaval gaditano un palmarés de mucha altura, si bien está orgulloso de todas sus creaciones, la que elaboró para el Carnaval de 1978 fue especial "por la acogida en el Teatro Falla y en toda España". El coplero portuense no ha dejado de soñar con un regreso al concurso de las coplas. "No lo descarto. Lo hemos estado hablando incluso Los Majaras en los últimos meses. A ver si algún año lo hacemos", deja en el aire. Quien tuvo, retuvo. No sería mala idea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios