cádiz cf

Del pasado al futuro

  • Santiago Pozas regresa al club en la que será su segunda etapa como director general en un nuevo movimiento del presidente después de hacerse con el poder absoluto

Santiago Pozas (d), junto a Antonio Muñoz durante su anterior etapa como director general del Cádiz. Santiago Pozas (d), junto a Antonio Muñoz durante su anterior etapa como director general del Cádiz.

Santiago Pozas (d), junto a Antonio Muñoz durante su anterior etapa como director general del Cádiz. / J. B.

Comentarios 1

Regreso al pasado para mirar al futuro a corto y largo plazo. El Cádiz anunció ayer la incorporación de Santiago Pozas como director general del club en la que será su segunda andadura en la entidad cadista, para la que ya trabajó en el desempeño de las mismas funciones entre los años 2008 y 2011, en el último periodo de Antonio Muñoz como presidente. A Pozas le tocó vivir una etapa complicada en el conjunto gaditano, ya que durante su estancia en el Cádiz el club entró en concurso de acreedores a mediados de 2010, justo después de que se consumase el descenso a Segunda División B. Una problema bastante complicado que llevó al club a una situación harto delicada de la que le costó salir.

Tras desvincularse del Cádiz, Pozas fue también director general del Betis en un corto periodo que se extendió desde finales del año 2011 hasta el mes de abril de 2013. Después prolongó su carrera profesional en el fútbol con un puesto de similares características en el Albacete.

Desde el Cádiz explicaron ayer que la vuelta de Pozas "servirá para ayudar a dar un paso más en la organización y el día a día del club como principal mando ejecutivo en la parcela no deportiva". La parcela deportiva, por tanto, queda al margen de sus funciones.

Desde el club anunciaron además que se avecinan cambios en la organización, aunque no informaron de nada más al respecto. "Además de ellos, para reforzar la misión y objetivos de la Fundación, habrá nombramientos en el seno de la misma".

Nacido en Sevilla en 1962, Santiago Pozas es licenciado en Ciencias Químicas por la Universidad hispalense y su regreso al Cádiz es fruto de la decisión adoptada por el presidente, Manuel Vizcaíno, dos semanas después de la detención y posterior ingreso en prisión de Quique Pina en el marco de la Operación Líbero. El consejero delegado, ingresado en el penal de Soto del Real (Madrid) desde el pasado día 2, es investigado por presuntos delitos de blanqueo de capitales, insolvencia punible y contra la Hacienda Pública.

La primera medida que tomó el Consejo de Administración del club, bajo el mando de Vizcaíno, tras el arresto del consejero delegado, fue la asunción de la gestión integral de toda la gestión para que evitar que se produjese un vacío en ninguna parcela, ya que Pina era el responsable absoluto del apartado deportivo de la entidad.

La decisión del magistrado José de la Mata, titular del Juzgado número cinco de la Audiencia Nacional, de ordenar el ingreso en prisión sin fianza para Quique Pina propició un nuevo paso del máximo mandatario cadista, que fue la revocación, con carácter indefinido, de todos los poderes que poseía el consejero delegado.

El propio Vizcaíno se hizo cargo de la gestión deportiva y retomó el contacto que había perdido con el director deportivo, Juan Carlos Cordero, a raíz del conflicto abierto tras no autorizar el presidente el contrato de renovación que este último había firmado con Pina. Las circunstancias obligan a un mínimo de fluidez pese a una tensión que es evidente.

Y la última medida hasta la fecha, la más novedosa, es la contratación de Santiago Pozas como director general del club, el cargo ejecutivo más importante que el sevillano ya ocupó hace varios años del que ahora vuelve a ser el responsable. Lo que está por ver es si Pozas llega para hacer una limpieza de las personas que llegaron con Pina o se da continuidad.

Pero habrá más medidas como se encarga de anticipar el club, que va paso a paso pero sin pausa. El presidente, con poder absoluto desde hace dos semanas desde que su socio fue detenido e ingresado en prisión, toma decisiones tendentes a tomar el control. Llegarán tarde o temprano y no es descartable que con el tiempo se produzcan salidas. Los movimientos se suceden con discreción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios