Cadiz CF

Quique Pina se compró un yate con el dinero de un traspaso

  • La UDEF detecta el desvío de 300.000 euros tras el pase de Siqueira del Granada al Atlético

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional investiga, dentro de la Operación Líbero, si Quique Pina aprovechó su cargo como presidente del Granada para intervenir en las transacciones de traspasos de jugadores, desviar fondos a Luxemburgo y lavar el dinero mediante empresas pantalla y operaciones inmobiliarias.

Los agentes han descubierto movimientos presuntamente no declarados a la Agencia Tributaria en el traspaso del defensa brasileño Guilherme Siqueira del Granada al Atlético de Madrid en el año 2014, informó ayer el periódico digital El Confidencial a tenor de la documentación a la que ha tenido acceso.

Los agentes policiales aprecian posibles desvíos de dinero en diversos traspasos

La operación se concretó en 10 millones de euros y, según el citado diario, el club rojiblanco efectuó un primer ingreso al club nazarí de 4,5 millones el 22 de julio. Un día después de es movimiento económico, tres millones de euros salieron desde la cuenta del Granada a otra de la sociedad luxemburguesa Fifteen Securitisation, controlada por Gino Pozzo, propietario entonces del Granada, el Udinese (Italia) y el Watford (Inglaterra). Pozzo declaró el miércoles en la Audiencia Nacional como investigado en la Operación Líbero.

Los investigadores concluyen que muchas operaciones de traspasos con supuestas irregularidades se realizaron en ese triángulo de equipos. "Se ha manifestado en el procedimiento que en las operaciones de traspaso de jugadores, el Granada no declaraba el 100% del importe percibido por la operación de traspaso, tributando solo por una pequeña cantidad, debido a que, a través de un contrato previo, la mercantil Fifteen, propiedad de la familia Pozzo, se convertía en la propietaria de los derechos económicos del jugador".

La UDEF detectó además que, de los primeros 4,5 millones abonados por el Atlético de Madrid en la cuenta del Granada por el fichaje de Siqueira, dos días después salieron otros 363.000 euros desde la cuenta del club andaluz hacia la Fundación Eldenses de Corazón, con la que otro socio de Pina, Omar Zeidán, controlaba el club del municipio alicantino. Ese dinero fue enviado a una sociedad de Sidney (Australia) para pagar la adquisición de un yate que fue registrado a nombre de una firma instrumental del intermediario, Calambur Intermediaciones SL, administrada por su hermana, Elena Pina, también imputada. La UDEF comprobó el pasado verano que la embarcación, llamada El Duende, de casi 30 metros de eslora y con cuatro camarotes de lujo, estaba fondeada en el puerto de Marbella y seguía siendo utilizada por el murciano.

La UDEF también halló posibles desvíos en otros movimientos de jugadores, como en la cesión de Daniel Pudil al Cesena italiano en enero de 2012, y en su venta definitiva al Watford unos meses más tarde. Por ese último traspaso, el Granada debería haber recibido 1,5 millones de euros, pero la casi totalidad de ese dinero salió hacia las cuentas en Luxemburgo de Fifteen. En las pesquisas de la UDEF aparece el nombre del futbolista Ikechi Anya, cadista en la temporada 2011/12, aunque en este caso sale a colación porque entre 2013 y 2015, cuando jugaba en Inglaterra, percibió 361.868 euros del Granada. Hay múltiples movimientos que investigan los expertos policiales que afectan a operaciones con otros futbolistas: Charles Aránguiz, Mikel Rico, Youssef El-Arabi, Miguel Layún, Brahimi y Murillo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios