Hipertensión

Con sólo una pizca

Reducir el consumo de sal tiene efectos parecidos a dejar de fumar. Especialistas animan a la industria alimentaria a disminuir la cantidad y mejorar el etiquetado.

Ramiro Navarro | Actualizado 13.09.2012 - 10:51
zoom


La mayor parte de la sal ingerida viene de alimentos procesados y es consumida fuera de casa.

Share
La Fundación Española del Corazón (FEC) recuerda que si se reduce al menos la mitad del consumo de sal diario se obtienen beneficios comparables a los derivados de dejar de fumar, puesto que un exceso de esta sustancia es el detonante de enfermedades cardiovasculares, insuficiencia renal, osteoporosis o cáncer de estómago. "Añadir sal en la comida, tanto en el momento de procesado como en el de consumo, es innecesario. La sal empezó a utilizarse para conservar los alimentos durante más tiempo, pero con los sistemas más modernos de conservación, esta medida ya no es necesaria y, en la actualidad, se utiliza básicamente para dar más sabor a la comida", señala la doctora Pilar Mazón, miembro de la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

Según un estudio realizado por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y la Universidad Complutense de Madrid, el consumo medio de sal en España es de 9,7 gramos por persona al día, casi el doble de la cantidad recomendada por la OMS (menos de 5 gramos por persona al día), y se calcula que más del 80% de la población consume más sal de la recomendada. Aun así, algunas instituciones son más restrictivas aun. El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre , de la administración sanitaria norteamericana, establece la recomendación en menos de 2,4 gramos por día; el equivalente a una cucharilla de sal de mesa.

Aproximadamente entre un 70 y un 75% de la sal consumida procede de alimentos procesados y consumidos fuera del hogar. La sal contribuye a la retención de líquidos por parte del organismo, lo que produce una presión sobre las arterias y favorece la aparición de la hipertensión. Según datos de la OMS, la hipertensión es la causante del 62 %ciento de los accidentes cerebrovasculares y del 42 por ciento de las enfermedades del corazón.

Por otro lado, un estudio publicado en The New England Journal of Medicine realizó una simulación sobre los efectos esperables al reducir el consumo de la sal en la población de Estados Unidos. Para ello, realizaron un modelo de simulación por ordenador sobre la incidencia y prevalencia de enfermedades cardiovasculares, la mortalidad y los costes derivados en la población estadounidense mayor de 35 años.

Los estudiosos constataron que una reducción dietética de 3 gramos diarios de sal disminuiría el número anual de enfermedades cardiovasculares entre 60.000 y 120.000 casos, de ictus entre 32.000 y 66.000, de infarto de miocardio entre 54.000 y 99.000, y de fallecimiento por cualquier causa entre 44.000 y 92.000 casos al año.

Con todo, Mazón aboga por el esfuerzo de todas las partes implicadas a la hora de reducir el consumo de sal. "Por un lado está el propio ciudadano, que puede empezar a aplicar medidas como cocinar sin sal, retirar el salero de la mesa o comprar los productos que sean bajos en sal", afirma. "Por otro lado, está la industria alimentaria, que debería disminuir la cantidad de sal que le añade a los productos y hacer un etiquetado más fácil de entender y que informará de la cantidad de sal añadida; y finalmente se encuentran los organismos públicos, que deberían tomar medidas restrictivas relacionadas con el consumo de sal así como iniciar campañas masivas dirigidas a informar sobre los efectos nocivos de esta", concluye.
0 comentarios
Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario

Bartolomé Beltrán, médico, escritor, editor y experto en comunicación audiovisual.

Pie de foto

Sanidad y dependencia

Operación biquini

Pie de foto

El equilibrio energético

Para perder peso la clave está en alcanzar el balance energético entre la actividad y las calorías. Lo importante es favorecer el ejercicio físico.

Rafael Matesanz. Director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT)

Rafael Matesanz, director de la Organización Nacional de Trasplantes. / D. S.

Pie de foto

"Se ha hecho un esfuerzo titánico por parte de todos los profesionales"

Es el responsable del liderazgo español en cifras de donación de órganos. Recientemente ha participado en los actos conmemorativos del VII aniversario del Instituto Tomás Pascual Sanz.

Foto: Josué Correa

Pie de foto

El tesoro del Mediterráneo

La dieta de esta zona, además de alejarnos de patologías cardiovasculares y otras enfermedades como la diabetes, ayuda a combatir la depresión.

Un grupo de jóvenes hace una 'botellona' en la calle. / Juan Carlos Muñoz

Pie de foto

Los riesgos de beber alcohol adulterado o ilegal

El 5% de los jóvenes consume alcohol irregular para ahorrar. El fraude fiscal y el alto coste sanitario por las intoxicaciones son algunas de las consecuencias de esta práctica.

Trasplantado con éxito un niño tras vivir un año con un corazón artificial

El pequeño, de seis años y con una miocardiopatía, ya empieza a correr después de que su cuerpo rechazara hasta cuatro veces el órgano implantado.

Pie de foto

Una ayuda para estimular la inteligencia de los bebés

Un médico onubense crea un sistema web para ayudar a los padres a desarrollar las capacidades cognitivas de sus hijos.

Pie de foto

Científicos granadinos crean piel artificial con células madre

Entres sus aplicaciones está el tratamiento de lesiones provocadas por grandes quemaduras.

PUBLICIDAD