"En la serie 'Águila roja' contamos el siglo XVII desde el siglo XXI"

Comentarios 9

Sí, Hernán es el malo. Francis Lorenzo se desmarca de sus papeles de comedia, lo que ha hecho durante los últimos 16 años, y ahora es el comisario que aterroriza al pueblo del que surge el héroe Águila roja, el que da título a la serie que estrena hoy La 1 de TVE. Desde hace dos años, en Mis adorables vecinos, Lorenzo no aparecía por la pantalla.

-¿Cómo es que al cabo de tanto tiempo haciendo comedia se mete en la piel de un malísimo?

-Fue idea del productor ejecutivo, Daniel Écija. El mismo que me vio en Compañeros y me llevó a Médico de familia, algo que cambió mi vida profesional. Él dijo ahora que necesitaba alguien para hacer de malo y ha confiado en mí. Es una oportunidad de oro este cambio de registro.

-¿Cómo es de malo este comisario, Hernán Mejías?

-Un malo dispuesto a todo. A torturar, a matar. Forma parte de una logia que quiere derrocar al rey.

-¿Contra qué monarca, por cierto, Felipe III o Felipe IV?

-No se especifica, porque Águila roja no se desarrolla en un año en concreto. Se pretende que sea una serie de aventuras con una narración moderna ambientada en una época pasada. Contamos el siglo XVII pero desde el siglo XXI. Es un relato del Siglo de Oro pero hecho desde el lenguaje de la televisión actual.

-Es esperanzador. Se plantea como una producción "de las de siempre"...

-En los primeros 13 capítulos que hemos grabado han trabajado más de mil personas. Es una apuesta muy fuerte por la calidad la que hacen Globomedia y TVE. Águila roja lleva dos años preparándose y hemos estado ocho meses grabando. Yo estaba perfilando el personaje desde junio.

-Además de plató, habrán aprovechado los escenarios monumentales de este país...

-Sí, además de dos platós en Madrid hemos rodado en Segovia, en El Escorial, en Ávila. Es una suerte contar con unos exteriores tan magníficos. Águila roja va a marcar un antes y un después en las series españolas, como en su momento hicieron Médico de familia o Siete vidas. De eso estoy seguro.

-¿Se atrevería ahora a desafíos como el show de Efecto F?

-Aprendí mucho entonces. Era cuestión de probar. Siempre estoy dispuesto a nuevos retos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios