Pasión dorada en San Antonio

  • El recuerdo del niño Gabriel se hace presente en las oraciones previas de una hermandad que disfruta de varios estrenos importantes

EL dorado del canasto del paso de misterio de Columna atraía ayer los rayos de sol que aún se colaban por San Antonio como si fuera un imán. El importante esfuerzo que la cofradía está realizando para finalizar en los plazos previstos el nuevo proyecto da satisfacciones como la de este Martes Santo, cuando la plaza se quedó pequeña para ver la salida de su templo, siempre complicada por las dimensiones reducidas de la misma.

En el interior, durante la formación del cortejo, con muchísimos niños, el director espiritual de la hermandad, el padre Óscar González, tuvo un emotivo recuerdo para el niño Gabriel y para otros que como él han sufrido la violencia de esos que deben protegerlos de todos los males. Por todos ellos pidió en una oración que ojalá sea escuchada.

Fuera, gran expectación también por oír en Cádiz a Rosario, una de las sensaciones de los últimos años y que ya el Lunes Santo acompañó a La Palma, tal y como hizo ayer con el misterio de Columna. Los sones de Soledad de San Pablo fueron los elegidos para que el paso iniciara su camino por San Antonio.

Más complicada fue la salida de Lágrimas, la primera Dolorosa en procesionar bajo palio en la ciudad, allá por 1925, y que estrenaba el bordado de las bambalinas laterales del palio, así como los cubre maniguetas.

En el cortejo se echó en falta a Sergio Rodríguez, hermano mayor de la cofradía, y que por motivos profesionales se encontraba navegando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios