"Nunca habíamos creado tantas ocasiones fuera"

  • Cervera dice que hicieron "un buen partido" y obtuvieron "un mal resultado"

Álvaro Cervera, muy atento al desarrollo del juego desde el área técnica del banquillo del campo tinerfeño. Álvaro Cervera, muy atento al desarrollo del juego desde el área técnica del banquillo del campo tinerfeño.

Álvaro Cervera, muy atento al desarrollo del juego desde el área técnica del banquillo del campo tinerfeño. / lof

Comentarios 1

El entrenador del Cádiz, Álvaro Cervera, explicó minutos después de la eliminación de su equipo a manos del Tenerife que su equipo "hizo un buen partido pero obtuvo un mal resultado. El balance sobra porque ellos pasan y nosotros nos quedamos fuera". Serio pero sereno, Cervera achacó la eliminación a la falta de pegada.

A juicio del responsable del banquillo, "competimos en los dos partidos, tuvimos nuestros momentos, hicimos más ocasiones que ellos pero no las aprovechamos. Ahora hay que seguir trabajando. Llevo un año y pico aquí y hay que seguir, un año nos tocará".

Reconoció el míster que "en el vestuario hay mucho dolor por la derrota" antes de explicar que volvió a apostar por Rubén Cruz en el once inicial porque en el encuentro de ida en el Ramón de Carranza "nos había ido bien". Indicó que no necesitábamos goles y cuando nos hizo falta metí a Ortuño, pero faltó pegada".

Apuntó que el resultado del choque de ida "entraba dentro de las posibilidades y en la vuelta no hicimos méritos para perder aquí ante un gran equipo. Lo que no me cuadra es el resultado obtenido" en el Heliodoro Rodríguez López.

Preguntado por la afición cadista, Cervera pidió que "nos espere porque volveremos seguro. Me emociono cuando hablo de la afición".

Durante la rueda de prensa posterior al partido salió a colación la normativa por la cual el mejor clasificado sigue adelante en caso de empate. "No sé si este sistema es justo o no, pero es algo que sabemos antes de empezar la temporada". Eso sí, "no es lo mismo ir a Vallaolid, que se la juega en la última jornada, que el Tenerife a Zaragoza que no se la jugaba".

Su conclusión general fue que el Tenerife "pasa con justicia porque el fútbol es gol y no otra cosa".

Preguntado sobre el balance global de la temporada, el preparador cadista aseguró "ha sido sensacional desde el primer hasta el último minuto pero no conseguimos el premio".

¿Cuál es su equipo preferido para lo que resta de la fase de ascenso? Respondió sin titubeos. "Quiero que suba el Tenerife porque, aunque mucha gente no lo crea, será feliz si sube el Tenerife. Tengo aquí muchos amigos".

Sobre el recibimiento que le dedicó el público chicharrero, señaló "fue un ambiente hostil, como cuando me fui de aquí. Nunca seré feliz aquí y eso hará que venga menos. La afición ha estado muy bien con su equipo".

Su futuro está en el Cádiz. "No tengo dudas sobre la continuidad en el banquillo del Cádiz. Estoy en deuda, ojalá pueda seguir mucho tiempo".

De vuelta al partido de ayer, comentó que "cuando tienes enfrente a Amath y a Lozano debes tener cuidado. Un gol no nos hacía daño hasta el final. No arriesgamos más de lo necesario. Crecimos a lo largo del partido y salió mejor de lo que esperaba. Nos podían pillar a la contra. Llevamos la iniciativa, tuvimos ocasiones y no tuvimos esa pegada. Creamos más ocasiones que nunca a domicilio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios