Cádiz | nástic · el ambiente

Un clamor: "Muñoz vete ya"

  • Protesta La afición cadista 'explota' y culpa al presidente de la situación que vive el equipo Enfado Los seguidores se dividen entre exigir la llegada de fichajes o que el máximo accionista abandone el club

Comentarios 4

Si el controlador aéreo de la película Aterriza como puedas, dijo aquello de "elegí un mal día para dejar de fumar", Antonio Muñoz debió pensar ayer algo así como "elegí un mal día para ir al fútbol". La otra lectura, la verdadera, es que el presidente del Cádiz dio la cara a pesar del chaparrón que cayó bajo la vetusta visera del Ramón de Carranza.

El equipo de Javi Gracia perdió por séptima vez en la presente temporada y la afición dijo "basta". La paciencia del cadismo se ha agotado y el crédito de Muñoz, Peguero, Gracia y compañía está bajo mínimos. El tema es que ayer la grada sólo vio al presidente como el culpable de todo y aprovechó para sacarle pañuelos, abuchearle, exigirle fichajes, solicitarle que abandone el club y, lo más lamentable, llegar a la descalificación nunca justificada. Cuestión de forma y de principios a la hora de quejarse.

A la afición del Cádiz tampoco se le puede reprochar nada. Lleva callada 18 jornadas viendo como la curva del equipo sigue en descenso, como la posición actual. Nadie debe olvidar que durante muchos encuentros en la presente temporada apoyó como pocas lo hacen e incluso ayer trató de hacerlo a pesar de que el espectáculo era bochornoso. El temor a que se repita lo de hace dos campañas escuece demasiado como para guardar silencio y apelar a aquello de que queda mucha Liga. También quedaba hace dos años.

Muñoz dio la cara ante los medios de comunicación tratando de pedir calma; Gracia hizo lo propio para exponer su resumen del partido; y algunos jugadores, sólo algunos, acudieron a la zona mixta también a dar la cara. Se echó en falta al director deportivo, el hombre que configuró una de las plantillas más caras de la categoría -palabras que salen del propio club- y uno de los grandes culpables de lo que está sucediendo. Los fichajes, muchos de ellos son sus fichajes y los de Gracia, no están dando el rendimiento esperado. El crédito de Peguero está en un momento crítico y eso lo saben los dirigentes. Vive de la renta del ascenso, pero ésta se verá agotada si ahora, en invierno, no acierta con dos o tres jugadores de peso.

Pero el encuentro de ayer dio para más: lluvia en Carranza y cambio masivo de seguidores de Fondo Sur a Tribuna, a fin de protegerse del agua, que frenó el Cuerpo Nacional de Policía.

Enorme bronca al cambio de Ormazábal, aplausos al del ex cadista del Nástic Fernando Morán y grupos quejosos a las puertas de Tribuna, una vez que Gardeazábal Gómez decretó el final. La de ayer fue una de las peores entradas de la temporada, pero fueron muchos los que se congregaron ante la Tribuna exigiendo de todo y calificando a Muñoz de "pesetero". Lo de hace diez años, con protección policial ante la puerta del vestuario local, como en las temporadas en las que manaba sangre la herida provocada a fuego lento, el de la Segunda B.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios