cádiz cf

El asalto de Soria ya está en marcha

  • Dani Romera y Brian, las únicas ausencias en la primera sesión de la semana con vistas al Numancia

Los jugadores del Cádiz vuelcan una portería portátil en un entrenamiento. Los jugadores del Cádiz vuelcan una portería portátil en un entrenamiento.

Los jugadores del Cádiz vuelcan una portería portátil en un entrenamiento. / fito carreto

La victoria sobre el Real Oviedo forma parte de ya de la historia reciente del Cádiz, que tiene entre ojos al Numancia, su próximo rival y otra cita de altura dentro de la zona de privilegio de la clasificación. El asalto a Soria comenzó ayer cuando el equipo regresó al trabajo y los jugadores empezaron a preparar el desembarco en el Nuevo Los Pajaritos.

La semana será más larga que las últimas por el hecho de jugar el domingo. Cinco días por delante para asumir conceptos y saber a la perfección lo que aguarda en uno de los campos más clásicos de la categoría de plata en las dos últimas décadas. Si el choque contra el Oviedo suponía una prueba de fuego, la visita a Soria es una reválida que examinará una vez más las opciones del equipo para optar al ascenso.

Las instalaciones de El Rosal, tras el lunes festivo con motivo del Carnaval y libre para los futbolistas, recibieron ayer a los integrantes de la plantilla en una sesión de la que se ausentaron Dani Romera y Brian Oliván. El ariete arrastra unos problemas producidos por una elongación en los isquiotibiales de la pierna derecha. El lateral zurdo se recupera de una rotura grado 1-2 próxima al bíceps femoral. A pesar de esta circunstancia, tanto el atacante como el zaguero se dejaron ver por el terreno de juego en el tramo final del entreno para efectuar una labor propia de su estado con José Luis Costa, readaptador de la plantilla.

Los demás jugadores efectuaron su trabajo con normalidad en una sesión que resultó más suave que otras semanas este mismo día. Esto estuvo motivado por el hecho de disponer de un día más esta semana, lo que permite distribuir de otra forma la carga de trabajo. La ciudad deportiva cadista acogerá el resto de sesiones de la semana hasta que el sábado el equipo ponga rumbo a Soria.

Álvaro Cervera sabe que tendrá que sustituir a dos jugadores que vieron una amarilla que supone cerrar un ciclo de cinco amonestaciones. Se trata de Abdullah y Álvaro García. N sólo existe una opción para ambos como reemplazo, si bien cada caso tiene sus condicionantes. En el del Abdullah parece que Eugeni podría disfrutar de su segunda titularidad, tras salir de inicio en Tarragona, para formar línea con los intocables Jon Ander Garrido y Álex Fernández. El centrocampista, uno de los refuerzos invernales, sigue adaptándose a las exigencias del entrenador, sobre todo cuando no tiene el balón en los pies. La otra opción podría ser Fausto Tienza, que ya en su puesta de largo de amarillo suplió a Abdullah a falta de cuatro minutos para el final frente al Nástic. Fausto, procedente del Osasuna, lleva menos tiempo y minutos en la dinámica del grupo al concretarse su incorporación en el ocaso del mercado invernal.

Para el recambio de Álvaro García, el sustituto lógico por demarcación es otro García, Aitor, pero podría pesar en la decisión del técnico el papel de Perea cuando ante el Oviedo cayó a ese lugar del terreno de juego en la segunda parte. La aportación del ex barcelonista, golazo incluido, fue bastante buena. Además, en su haber está el hecho de que precisa sumar minutos tras sufrir varias lesiones durante la campaña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios