Málaga pierde su sonrisa

  • Autoridades, ciudadanos y amigos despidieron ayer en la Diputación provincial al cómico Chiquito tras su fallecimiento. Todos destacaron su peculiaridad y compromiso con Málaga

Málaga está de luto, pues en la madrugada del sábado falleció el cómico Gregorio Esteban Sánchez Fernández, popularmente conocido como Chiquito de la Calzada. El recuerdo de su peculiar vocabulario, sus gestos y el llevar a la provincia siempre consigo son las cualidades que los malagueños destacaron ayer en el velatorio instalado en la Diputación provincial a petición de la familia, pues fue aquí donde fue declarado Hijo Predilecto de Málaga. Durante todo el día, autoridades, compañeros profesionales, amigos y ciudadanos dieron un último adiós a este querido "genio" del humor.

Uno de ellos fue el cómico del Dúo Sacapuntas, Manuel Sarria, que afirmó a este periódico que Chiquito "ha dejado un vocabulario malagueño que en el resto del país no se conocía". Para el humorista se ha ido además "una gran persona que la gente no conocía".

En este sentido detalló que solo los más allegados sabían de la "piel que estaba hecho Chiquito", que nunca dejaba su personaje, ni si quiera entre sus más cercanos, precisó. "A parte de llevar implícito eso, también es cierto que humanamente era muy grande", subrayó Sarria.

"Tú le pedías un favor y lo tenías hecho ya. Yo se lo pedí, un favor personal, y, bueno, eso se lo agradeceré hasta que me muera, lo que hizo él por mi hermano", explicó en este sentido. "Para el mundo profesional nuestro la pérdida de Chiquito ha supuesto la retirada de un genio", afirmó el humorista.

Al velatorio también acudieron a presentar sus respetos políticos de distintos partidos y ámbitos. "Vengo a mostrar el adiós y el sentido pésame a un paisano, a un andaluz, a un malagueño de pro, que pintó la sonrisa en todos y cada uno de nosotros y que llevó con genio el humor y el nombre de Andalucía", manifestó ayer la presidenta de la Junta de Andalucía ante los medios de comunicación. Según Díaz, esta despedida se hizo "con esa sonrisa que él siempre dibujó en el rostro de los andaluces y también de todos los ciudadanos de fuera de nuestra tierra".

"Si algo hay que destacar de Gregorio Sánchez era que siempre estaba dispuesto para lo que hiciera falta", aseguró, al tiempo que añadió que por eso se debe "el cariño tan grande que le tiene toda la ciudad". Ante la pregunta de si se le concederá la medalla de Andalucía la presidenta respondió que ella será "sensible a lo que pidan los andaluces, siempre".

El líder del Partido Popular en Andalucía, Juan Manuel Moreno, fue otra de las personalidades que acudieron al velatorio y señaló que ayer era "día triste" para Málaga, Andalucía y toda España. "Hemos perdido a una persona con muchísimo talento, que nos ha regalado muchas sonrisas, mucha felicidad", lamentó, al tiempo que también manifestó que todos los malagueños admiran a Chiquito porque es una persona "que se ha hecho así misma, con mucho esfuerzo, que ha conseguido ser una persona notoria en el conjunto de toda España".

"Yo creo que Chiquito es una persona que representa la bondad, la humildad, el sacrificio y el buen hacer, y por eso son muchas y numerosas las muestras de cariño de distintos sectores, absolutamente transversales, de toda la sociedad andaluza y malagueña", afirmó. Por estos motivos, pidió que el próximo 28 de febrero la Junta de Andalucía lo asuma como Hijo Predilecto de la región, y aseguró que "especialmente en Málaga lo vamos a echar muchísimo de menos los próximos años".

Junto a Moreno se encontraba el presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, quién recordó que Chiquito, ya es Hijo Predilecto de la Provincia. Así mismo, señaló que su humor "no se va a perder", por su forma de explicarse, de moverse y expresarse.

"Yo creo que este mundo está necesitado de personas que alegren la vida a los demás y que hagan sonreír a la gente, y no hay muchas personas de esas en el mundo, ya es lo suficientemente difícil, y la vida que llevamos complicada y que perdamos personas así es una pena", manifestó Bendodo, que además calificó a Chiquito como "un malagueño de pro y embajador de nuestra tierra".

Acto seguido llegaron al lugar distintos representantes de la Corporación municipal y provincial de distintos partidos políticos y juntos presentaron sus respetos al cómico y a la familia de éste.

Entre la ida y venida de jóvenes, ancianos, y familias de distintos ámbitos sociales, fue el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, mientras atendía a los medios de comunicación, el que recordó que Chiquito triunfó pasados los sesenta años, prueba de que la tercera edad tiene mucho que dar al mundo.

"Chiquito de la Calzada ha sido un malagueño muy querido por el pueblo de Málaga, y por toda España. Su fallecimiento deja un vacío muy grande. Su recuerdo va a permanecer siempre, ha sido una gran persona, entrañable, cercano a la gente siempre, muy admirado, imitado como sabéis también", expresó el alcalde.Asimismo, destacó el lenguaje que Chiquito creó y popularizó, así como que "ha llevado siempre a Málaga muy en el corazón, ha contado muchas anécdotas, chistes, donde podía salir el trasfondo de su recuerdo de Málaga".

"En más de 20 años ha tenido la gran alegría de vivir un triunfo pleno, y un cariño pleno de mucha gente. Eso se lleva Chiquito, y nos deja el ejemplo de su vida y el recuerdo imborrable de su trayectoria y su buen trabajo", reflexionó.

El flujo de personas y flores al velatorio de la Diputación provincial continuó durante todo el día hasta las 22:00 horas. Además, en el partido de España contra Costa Rica que se jugó ayer en Málaga se guardó un minuto de silencio por Chiquito.

Cientos de malagueños acudieron ayer a rendirle homenaje y escribir una dedicatoria en los libros que había en la Diputación. "Hemos perdido un símbolo de Málaga", manifestó Pablo Olea, un joven que explicó a este periódico sus experiencias con el artista. "Cada vez que nos lo hemos encontrado por la calle ha sido un buen día", aseguró, pues siempre estaba dispuesto a dedicar algún chiste a quién fuera.

Como él hay toda una generación de jóvenes que ha crecido con sus actuaciones en la televisión, y que han hecho suyo los "jarl", "candemor", "no puedor" y "por la gloria de mi madre", expresiones genuinas de Chiquito de la Calzada. "Es una pena", sentenció Merche Padilla, que acudió a la Diputación con su pequeño hijo. Aunque no llegó a conocerlo en persona consideró que "parecía buena gente".

Al igual que ella, muchas familias acudieron con sus hijos a despedir al humorista, todo un "referente" de Málaga para Francisco López e Irma Ortiz, que acudieron junto a su hija, a quién enseñaron el peculiar sentido del humor de Chiquito. Así, también destacaron que "siempre llevaba a Málaga por delante" y su estilo único. Además, resaltaron que antes de saltar a la fama tenía que subsistir y tras esto pudo vivir "decentemente".

"Es una persona que hasta después de muerto te hace reír", subrayó Carlos Hidalgo. Para este joven, el legado de Chiquito siempre estará vigente. "Es la mejor imagen de Málaga", aseguró, por su capacidad para "tomarse la vida con humor, sobre todo con los tiempos que corren", añadió.

Después de este velatorio, al que también acudió la presentadora de televisión Paz Padilla, hoy se celebrará una misa para continuar con la despedida a este genio del humor, que tanta alegría provocó en toda España y que ya no volverá a pasear por las calles del centro de Málaga. Será a las 11:30 en la iglesia de San Pablo, en La Trinidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios