El grupo almonteño 'Senderos' homenajea a la Virgen cantando por sevillanas

  • Un año más, estos almonteños crearon uno de los momentos más emotivos de la procesión

Como cada Rocío, el grupo almonteño 'Senderos' cantó una de sus sevillanas más emotivas mirando a la cara a su patrona. Como no podía ser más apropiado, la calle Romería fue el lugar elegido donde una de las terrazas de las casas se convirtió en la tribuna rociera desde la cual estos almonteños declararon, un año más, su amor a la Virgen de El Rocío.

Pero la llegada hasta la casa donde aguardaba este trío rociero fue uno de los pasos más accidentados de toda la procesión, como si los almonteños que mecieron a la Virgen por las arenas rocieras se pusieran nerviosos, conscientes del momento que iban a vivir.

Virgen del Rocío y 'Senderos' frente a frente. Todos pedían silencio hasta que las miles de personas que se afanaban por conseguir acercarse más a los cantaores se callaron creándose un momento de hermanamiento entre todos los romeros, mientras que la Virgen se acercaba cada vez más al suelo. Una vez erguida, 'Senderos' empezaron a cantar con más emoción que maestría, aunque consiguieron emocionar a los presentes que esperaban a que terminara cada una de las cuatro sevillanas que entonaron para agradecerles y premiarles con palmas y olés, que se cortaban de pronto por las ansias de seguir escuchándoles.

Frente a estos tres afortunados almonteños, la Virgen de El Rocío se tambaleaba como si se quisiera arrancar a bailar por sevillanas. Los presentes, con la mirada al suelo y atentos a los quejidos flamencos de los almonteños, les felicitaron por la actuación mientras los cantaores se secaban el sudor y las lágrimas que mojaron sus caras mientras cantaban sus sentimientos a la cara de su Patrona. Pero 'Senderos' no abandonó a la Virgen tras su actuación, sino que se les pudo ver a sus pies, junto a sus vecinos, llevándola por la aldea de El Rocío.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios