El Plan Aldea 2008 quedó activado anoche con unos 1.600 efectivos

  • El primer dispositivo especial, en la ermita, lo cubren 100 guardias civiles

El Plan Aldea 2008 quedó activado anoche a las 23.00 horas y permanecerá hasta que la Virgen vuelva a su ermita en la mañana del Lunes de Pentecostés, algo que se prevé que ocurra antes de las 14.00 horas. El dispositivo de seguridad en la aldea lo forman cerca de 16.00 efectivos de distintivos cuerpos y también de distintas administraciones públicas lo mismo que ocurre con el Plan Romero.

En concreto, prestarán sus servicios en la aldea unos 561 guardias civiles, unos 400 policías locales de Almonte y de otros municipios conveniados, 280 personas del Ayuntamiento de Almonte, unos 100 efectivos de la Policía Autonómica y unas 200 personas del dispositivo sanitario.

De los 561 guardias civiles que trabajan en el Plan Aldea, la mayor parte, unos 230 agentes, se dedica a trabajos de seguridad ciudadana patrullando por la aldea. Sólo el cerramiento de El Rocío lo establecen 50 guardias, constituyéndose en 6 puntos de control. De forma que la circulación por el interior de la aldea queda interrumpida durante los días en que el Plan Aldea se activa para permitir el desarrollo tradicional de la romería.

Entre las especialidades que cubre la Guardia Civil está la seguridad de la ermita de lo que se ocupa un centenar de agentes del Grupo Rural de Seguridad de Sevilla. Sistema que se refuerza con un circuito de cámaras de vigilancia. Otro de los dispositivos especiales es el del sábado que forman 35 agentes. A estos se suman los efectivos del Seprona que, junto a las labores de protección del Medio Ambiente, se encargan también de escoltar a los servicios de emergencias. Por último el sector de Tráfico desplaza a la aldea a 118 guardias civiles que organizan todo lo referente al tráfico.

El Ayuntamiento de Almonte tiene un papel destacado en el Plan Aldea en el que, además de los efectivos locales que realizan labores propias de sus competencias, también trabajan operarios municipales para garantizar los servicios públicos como el saneamiento y abastecimiento de agua, que pasa de tener capacidad para unas 2.500 personas a garantizar el suministro a millón de peregrinos que se reúnen en el núcleo urbano rociero para participar en la romería. 13 camiones de riego distribuidos en 5 rutas reparten entre 8.000 y 12.000 litros por las calles de arena de la aldea.

El Ayuntamiento también ha desbrozado y nivelado los terrenos de las hermandades que carecen de casa hermandad y ha ejecutado obras de instalaciones provisionales de energía eléctrica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios