Series

'Las chicas del cable' y la moda de los años 20

  • La ficción española de Netflix no sólo es una visión única de la mujer de la época, sino un arduo trabajo de ambientación y vestuario que lleva al espectador de lleno al Madrid de 1928

'Las chicas del cable' y la moda de los años 20 'Las chicas del cable' y la moda de los años 20

'Las chicas del cable' y la moda de los años 20 / Netflix

El 7 de septiembre, Las chicas del cable regresa con su tercera temporada y nos morimos por ver la evolución en sus armarios que supondrá la inminente llegada de los años 30. La serie original de Netflix ha hecho historia por ser la primera serie española de la plataforma de entretenimiento americana. Estar en el catálogo de Netflix supone ser vista en cientos de países de todo el mundo, lo que hace que la ambientación de la ficción sea un elemento clave y, por eso, el vestuario y caracterización de cada personaje son piezas fundamentales que dan versatilidad y profundidad a la serie.

La serie, que pronto volverá con su tercera temporada, está ambientada en Madrid de 1928. Los años 20 fueron la piedra angular de la liberación femenina en cuanto a moda, ya que las mujeres se libraron de las largas (y, en ocasiones, ceñidas) faldas y los corsets y, por primera vez, pudieron vestir prendas con cortes, siluetas y tejidos que les dejaran experimentar cierta libertad de movimiento.

Las chicas del cable Las chicas del cable

Las chicas del cable / Netflix

La diseñadora de vestuario de Las chicas del cable es Helena Sanchís, responsable también de las series de Velvet y Gran Hotel. Ella y su equipo han puesto especial cuidado en que, además de ser fiel a la época, el vestuario funcione visualmente y sea único para cada personaje.

Las chicas del cable Las chicas del cable

Las chicas del cable / Netflix

Los vestidos de las protagonistas son sueltos y con mucha caída y los vuelos y plisados, si los hay, comienzan en las caderas, una de las señas de identidad de la época. Las protagonistas llevan por bandera el estilo flapper: prendas cortas y sueltas, blusas y vestidos con lazos y corbatines, abrigos con cuello de pelo o grandes solapas, cintas para el pelo y sombreros de la época. 

Las chicas del cable Las chicas del cable

Las chicas del cable / Netflix

Mientras los looks de día de las protagonistas son más sencillos y están dominados por telas como el algodón y el lino, en los estilismos de noche el satén y los apliques brillantes toman el protagonismo total en piezas sin mangas a la altura de la rodilla en tonos pastel o tejidos lujosos de color negro. Los complementos también son de vital importancia: las chicas llevan guantes y sombreros propios del Madrid de la década, larguísimos collares de perlas o cuentas y cintas para el pelo de encajes o pedrería.

Las chicas del cable Las chicas del cable

Las chicas del cable / Netflix

El maquillaje es otro aspecto primordial. Cada personaje tiene una forma de llevarlo, aunque todas se mantienen dentro de los cánones de los años 20. Ojos ligeramente marcados con sombras en tonos tierra, grises o negros, un sutil rubor y toques rojos en los labios.

Las chicas del cable Las chicas del cable

Las chicas del cable / Netflix

La serie celebrará un evento en Sevilla el próximo 4 de septiembre en el que los asistentes podrán maquillarse y peinarse según la estética de los años 30 y asistir al preestreno de la nueva temporada. Si eres fan de Las chicas del cable, ¡puedes participar en un concurso para conseguir dos entradas al preestreno!. Y, si aún no la has visto, todavía estás a tiempo de ponerte al día y disfrutar de esta serie única que ha conseguido conquistar el corazón de miles de fans por todo el mundo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios