Málaga

Alertan del riesgo de que menores caigan en verano en la adicción tecnológica

  • Más tiempo libre y normas más relajadas propician un abuso de videojuegos, móviles y otros dispositivos que puede enganchar

Alertan del riesgo de que menores caigan en verano en la adicción tecnológica Alertan del riesgo de que menores caigan en verano en la adicción tecnológica

Alertan del riesgo de que menores caigan en verano en la adicción tecnológica

Verano, más tiempo libre y normas más relajadas. Es el campo abonado para que muchos menores y jóvenes adquieran adicción tecnológica. Videojuegos, teléfonos móviles y otros dispositivos electrónicos se usan más ahora que no hay que ir al colegio ni hacer deberes. Por eso los especialistas del Grupo Triora Monte Alminara -institución dedicada al tratamiento de adicciones- lanzaron ayer la advertencia a los padres de que estén vigilantes para que sus hijos no caigan en un abuso de esas tecnologías y que acaben enganchándose. "Que programen un horario de uso de juegos y dispositivos en función de la edad de sus hijos, que utilicen aplicaciones de seguridad y protección como cortafuegos y control parental, y que fomenten actividades de ocio y actividad física al aire libre para evitar que los videojuegos y los dispositivos electrónicos sean la forma habitual de ocupar el tiempo libre", recomienda el director del área de Nuevas Adicciones de Triora, Antonio Soto.

Las señales de peligro son los cambios significativos en los hábitos de sueño y alimentación o el excesivo sedentarismo. También son un signo de alerta el aislamiento, la pérdida de interés por otras actividades, así como las reacciones bruscas e incluso agresiva cuando se le ponen límites en el uso de videojuego o móviles.

Especialistas aconsejan organizar otras formas de ocio y actividades físicas al aire libre

Soto aconseja a los padres que se asesoren con un especialista ante los primeros síntomas y que no esperen a que la adicción sea más grave, ya que entonces será más difícil revertirla. Hay muchos perfiles; pero generalmente, los varones tienden más a perder el tiempo navegando por internet -convirtiéndose en lo que los expertos llaman vagabundos electrónicos- o al uso compulsivo de los videojuegos. Las jóvenes, en cambio, suelen engancharse más a las redes sociales, con asuntos vinculados a la imagen y la estética.

Además, Soto llama la atención sobre la paradoja que supone que tecnologías que facilitan la comunicación puedan tener un efecto inverso. Porque señala que se pierde calidad en la comunicación. "No hay tanto apoyo real, no es una comunicación profunda. En las redes se busca el 'me gusta', pero es una comunicación de escaparate", advierte. El psicólogo de Triora Monte Alminara precisa que aparte de la adicción tecnológica, el sedentarismo que provoca su uso excesivo a su vez se puede traducir en obesidad y la falta de comunicación real con otras personas puede conducir al aislamiento del joven. "Hay chavales que pueden tener una depresión con 22 años", asegura. Por eso insiste en que aún en verano, los padres deben estar atentos y consultar a un especialista ante los primeros síntomas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios