Sanfermines 2012

Los sanfermines empiezan con bronca y polémica

  • El 'Riau riau', el desfile de la corporación municipal, se ha suspendido por los incidentes causados por un grupo de personas en la plaza del Ayuntamiento. La marcha no se realiza desde 1996.

Comentarios 8

Las Fiestas de San Fermín han comenzado en Pamplona con el multitudinario chupinazo, pero sin poder cumplir uno de los objetivos que se había propuesto el alcalde, la recuperación del Riau riau, que se ha suspendido por los incidentes causados por un grupo de personas en la plaza del Ayuntamiento. El alcalde Enrique Maya, con el apoyo de todos los grupos de la corporación menos Bildu, había incluido el Riau riau en el programa oficial del consistorio, pero ni tan siquiera han salido de la sede del Ayuntamiento para seguir a la banda municipal de la Pamplonesa en la interpretación del Vals de Astrain.

Ante los altercados que se estaban produciendo, que ha atribuido el Consistorio a una minoría, el alcalde ha reunido a la Junta de Portavoces y se ha decidido suspender la marcha, para evitar más incidentes en una plaza que estaba abarrotada de gente. Según ha informado el Ayuntamiento, un policía municipal ha resultado herido en la cara por el impacto de una botella lanzada durante los incidentes y ha sido trasladado al Complejo Hospitalario de Navarra.

Por ello, la Junta de Portavoces ha entendido que no se daban "las condiciones de dignidad" exigidas por el riesgo que suponía la celebración de este acto para la Policía Municipal, los miembros de la banda municipal La Pamplonesa, la corporación y los miles de ciudadanos que habían acudido. En un comunicado, el consistorio ha denunciado que "una minoría organizada ha impedido que se cumpliera el deseo de la mayoría de los pamploneses de recuperar este acto", que es uno de los más tradicionales de las fiestas y que, al margen del programa oficial, habían recuperado algunas asociaciones de jubilados.

Desde 1996 no se celebra el Riau riau a causa de los continuos incidentes registrados en los años anteriores durante el recorrido que hace la corporación municipal hasta la iglesia de San Lorenzo, donde se custodia la imagen de San Fermín.

Las fiestas han comenzado a las 12:00 del mediodía, cuando el concejal de NaBai Iñaki Cabasés, ha prendido el cohete y cumplido con el ritual: "Viva San Fermín, Gora San Fermín", que, coreado por miles de personas, ha supuesto el estallido de más de 200 horas de permanente juerga, en la que participan miles de extranjeros que hacen de esta fiesta una de las más internacionales.

Durante nueve días se sucederán cientos de actos de todo tipo, en los que la música y los toros, con sus corridas y encierros, protagonizan un programa festivo muy intenso, que concluirá el 14 de julio con el "Pobre de mí".

Tras el chupinazo, la Cruz Roja y DYA han asistido a un total de 29 personas, una cifra que refleja una significativa disminución respecto de otros años, lo que avala la prohibición de entrar con envases de vidrio en la plaza del Ayuntamiento. En total han sido doce las personas atendidas por DYA, cinco con heridas, tres por contusiones, otras tres por problemas varios y una más trasladada a un centros sanitario con politraumatismos. Por su parte, la Cruz Roja ha atendido a otras diecisiete personas de distinto tipo de heridas, traumatismos e intoxicaciones etílicas, y tan solo una ha necesitado ser trasladada a un centro médico.

La fiestainunda todo el Casco Viejo de la ciudad, concurrido de manera especial al coincidir el inicio de sanfermines con un fin de semana, lo que atrae a los vecinos de localidades y provincias cercanas y la llegada masiva de turistas desde muy diversos países. Lo constatan los 2.500 periodistas que procedentes de 17 países se han acreditado para estas fiestas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios