Manifestación

Más de 500 personas protestan en Córdoba contra la "exclusión" de la tauromaquia por parte del Gobierno

Manifestación del mundo del toro en Córdoba, a su paso por Gran Vía Parque. Manifestación del mundo del toro en Córdoba, a su paso por Gran Vía Parque.

Manifestación del mundo del toro en Córdoba, a su paso por Gran Vía Parque. / Juan Ayala

La Córdoba taurina ha salido a la calle este jueves como protesta ante la "exclusión" a la que el Gobierno de España somete al mundo del toro. Para este sector, el colmo de la situación de "discriminación" que vive ha sido que el Ministerio de Cultura lo ignore a la hora de distribuir las ayudas económicas y de tomar medidas para su reactivación por la crisis del coronavirus.

Por ello, más de medio millar de personas ha participado en un Paseo Taurino que ha partido desde la Puerta de los Califas de la Plaza de Toros para denunciar "el acoso al que nos vemos sometidos". Esta manifestación ha discurrido por la avenida Gran Vía Parque hasta la avenida del Aeropuerto, calle Manuel Fuentes Bocanegra y plaza de Matías Prats, donde se ha leído un manifiesto.

Diestros como Rafael Jiménez González Chiquilín, Juan Serrano Finito de Córdoba, José María Montilla o Manuel Benítez El Cordobés han abanderado esta marcha reivindicativa que han respaldado aficionados, empresarios, profesionales y alumnos de las escuelas taurinas que han portado banderas de España y pancartas. Además, la provincia ha estado presente con representantes de la Asociación Toro de Cuerda de Carcabuey y la Peña Taurina y Cultural de Bujalance, entre otras. También han recibido apoyo desde algunos balcones en forma de aplausos a su paso.

En su manifiesto, los taurinos defienden que desde el inicio de la crisis provocada por el covid-19, "el mundo del toro ha trabajado paciente, respetuosa y lealmente con el Ministerio de Cultura", reclamando lo que le "corresponde"; esto es, "el respeto a nuestros derechos y a nuestra libertad". Pese a ello, señalan que la respuesta del Gobierno ha sido "el silencio y la discriminación de la tauromaquia".

En esa línea, el sector señala que al comienzo de la crisis presentó ante Cultura una propuesta de 37 medidas avalada por más de 600 entidades profesionales y de la sociedad civil, pero "ni tan siquiera se han dignado a contestar". A lo que añade que se le ha "excluido de las diferentes reuniones mantenidas con las industrias culturales".

"No se ha nombrado siquiera la palabra 'toro' o 'tauromaquia' en el decreto de ayudas al sector cultural aprobado por el Ministerio de Cultura; ni siquiera han salido a defendernos cuando el vicepresidente segundo del Gobierno, de manera inaudita, cuestionó el carácter cultural de la tauromaquia", asevera el manifiesto. Por ello, los profesionales y aficionados piensan que son "objeto de una discriminación sin precedentes".

El Cordobés, en la cabeza de la manifestación. El Cordobés, en la cabeza de la manifestación.

El Cordobés, en la cabeza de la manifestación. / Juan Ayala

El mundo del toro cree que lleva "demasiado tiempo relegado a un segundo plano", aunque la tauromaquia sea "el segundo espectáculo en vivo por número de asistentes, únicamente superado por el fútbol". Respecto a las ayudas, el sector señala que del Estado solo recibe 65.000 euros, "frente a los diez millones del teatro, los 30 de la música y la danza o los más de 70 del cine".

También reprochan que en los medios de comunicación públicos "se esconde" la tauromaquia, algo que se demuestra el hecho de que "TVE lleva cuatro años sin retransmitir una corrida de toros, porque cede al chantaje del animalismo y renuncia a una programación plural que atienda a todos los sectores de la población".

Con esta manifestación y las que se han celebrado en distintas ciudades del país, el mundo del toro "exige el sitio que le corresponde en la cultura de España" tanto por su historia y su impacto económico como por su "respaldo social".

"La cultura de un país no es algo que elija y diseñe un gobierno; hemos tendido todos los puentes, hemos sido leales, hemos esperado hasta que la exclusión sufrida ha resultado intolerable", reza el manifiesto. Pero "el mundo del toro no va a permitir la discriminación con la segunda expresión cultural más importante de este país".

"Respetamos que al Gobierno le guste más o menos los toros, pero no que gobierne por sus gustos o por el de sus socios; no permitiremos que continúen con la censura de la tauromaquia", concluye el documento que han leído al finalizar la manifestación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios