Borja jiménez. torero

"El objetivo para 2017 es volver a Sevilla y confirmar en Madrid"

  • El matador de toros espartinero, tras su ruptura con Tomás Entero, comienza una nueva etapa con los hermanos Diosinio y Álvaro Débora como nuevos apoderados

Borja Jiménez, quien triunfó en su alternativa el Domingo de Resurreción de 2015 en Sevilla, es un torero todavía inédito en el escalafón superior. Borja Jiménez, quien triunfó en su alternativa el Domingo de Resurreción de 2015 en Sevilla, es un torero todavía inédito en el escalafón superior.

Borja Jiménez, quien triunfó en su alternativa el Domingo de Resurreción de 2015 en Sevilla, es un torero todavía inédito en el escalafón superior. / belén vargas

El diestro Borja Jiménez (Espartinas, 1992), tras conseguir una merecida oreja en su alternativa el Domingo de Resurrección de 2015 en Sevilla, de manos de Espartaco y con Manzanares de testigo, apenas ha sumado contratos. El matador de toros espartinero, tras romper con Tomás Entero, estrena como representantes a Dionisio y Álvaro Débora para 2017.

-Borja, ¿qué supone este cambio de apoderamiento?

-Es una inyección de moral e ilusión para una temporada que se avecina muy bonita. La ruptura con Tomás Entero no ha sido por algo personal. No estaba de acuerdo en cómo se estaban haciendo las cosas. Dionisio y Álvaro Débora, que forman empresa junto a Mariano Jiménez y José Ignacio Ramos, tienen mucha ilusión por abrirse camino en el apoderamiento. Ahora me queda a mí responder para que salgan los contratos.

-¿Cuál es el objetivo fundamental para esta temporada?

-El objetivo para 2017 es volver a Sevilla y confirmar en Madrid.

-¿Valoraron las empresas el triunfo de su alternativa?

-Pasó un poquito por alto. Hay que tener en cuenta que un Domingo de Resurrección, con dos figuras, en un día de presión... Sin embargo, se quedaron las cosas paradas. Pero no pasa nada. Seguimos entrenando para triunfar en plazas de esa categoría.

-¿Hasta qué punto está complicada la situación para los matadores nuevos?

-Es complicado entrar en el circuito, al igual que siempre ha pasado. Hay que conseguir un triunfo importante en una plaza importante. Hasta ese momento, todo se suple con mentalización y entrenamiento. Casi todos los toreros, en el salto de escalafón, nos quedamos parados un tiempo.

-Lo mejor y peor en su temporada pasada.

-Toreé siete corridas, que fueron pocas. Las mejores faenas, en las que más me sentí, fueron las que hice en Azpeitia, El Puerto de Santa María y Huesca. La espada no entró en la mayoría de los casos y perdí varias orejas.

-¿Qué cambios fundamentales ha tenido de su etapa novilleril a la de matador?

-He evolucionado bastante. Tengo más seguridad delante de la cara del toro. Estoy trabajando mucho el tema de la espada y también en perfeccionar la estética.

-¿Tiene fecha para estrenar esta campaña?

-Todavía no; es pronto.

-¿Qué número de corridas se ha fijado?

-Las que pueda torear y que se salden con trofeos. Cuantas más, mejor. Si por mí fuera, me encantaría ser el primero del escalafón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios