Última hora Muere Manuel Clavero, el padre de la Andalucía moderna

Pepe Moral. Torero

"Volveré a Madrid este verano y espero torear en Sevilla"

  • El diestro de Los Palacios, al que la crítica destacó en su reciente confirmación de alternativa en San Isidro, tan sólo había toreado dos corridas como matador de toros

El nombre del diestro sevillano Pepe Moral ha vuelto a sonar tras su confirmación en San Isidro, donde dio una vuelta al ruedo y fue ovacionado en la corrida de Conde de la Corte.

El torero de Los Palacios afirma que "el balance de la confirmación servirá para volver a Madrid a lo largo del verano y, posiblemente, para torear en Sevilla en la corrida del 15 de agosto; puesto que los demás carteles del resto de corridas en la Maestranza están cerrados. Esperemos que cuenten con nosotros. Yo estaría encantado. Sabemos que todo está muy complicado y será en estas dos plazas donde tenga que dar un zambombazo".

Con respecto a su actuación en la plaza de Madrid, explica: "Llevaba 20 meses y 22 días sin torear cuando lo hice en la confirmación. Además, tan sólo había sumado dos corridas anteriormente, ambas en Sevilla. La primera, la de mi alternativa -11 de junio de 2009, con Uceda Leal de padrino y Salvador Cortés de testigo, ante toros de Gerardo Ortega-. Por tanto, era mi tercera corrida. Afortunadamente había hecho mucho campo; y, gracias también a muchos ganaderos que confían en mí, había matado una veintena de toros a puerta cerrada. La confirmación, por el ganado, no salió como soñaba, pero pudieron ver que quiero abrirme camino. Para mí no supuso un trago. Era una del Conde de la Corte, yo no miré el hierro y disfrute todo lo que pude. El problema es que a la corrida le faltó raza. Me dijeron que era enorme, pero la vi normal. A mi segundo, en el que di una vuelta al ruedo, lo recibí con una larga cambiada y le di siete u ocho lances hasta llegar a los medios. La faena la abrí con dos pases cambiados. El toro no tenía ni medio muletazo y llegó a darme cabezazos en la barriga. El primero no transmitió ni para bien ni para mal. Se paró muy pronto".

El diestro palaciego considera que, tras su primera corrida de toros en Madrid, encuentra "un panorama mejor que el año pasado, que fue durísimo porque no toreé. Yo entreno con ilusión cada día porque cada uno, en su interior, sabe de lo que es capaz. Si no lo viera claro, lo dejaría. Mi apoderado -el maestro Manolo Cortés- está encantado y yo con él. Dice que nos lo están poniendo durillo, pero que saldremos adelante. Confía mucho en mí y yo en él. Me gusta que me hable por derecho y me diga la verdad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios