Toros

Sebastián Castella, que cortó dos orejas, se niega a salir a hombros en Castellón

Sebastián Castella, que cortó dos orejas, se negó, sin embargo, a salir por la Puerta Grande, debido a las protestas de cierto sector del público en la concesión del segundo trofeo, y abandonó finalmente la plaza a pie, ayer en Castellón.

Se lidiaron toros de Hermanos García Jiménez, muy pobres de presentación, blandos y sin raza.

David Fandila,El Fandi: silencio; y silencio.

Sebastián Castella: oreja tras aviso; y oreja protestada.

Miguel Ángel Perera: silencio tras aviso; y silencio.

Tres cuartos de entrada en tarde entoldada y con lluvia intermitente.

Lo único destacado de la primera faena de El Fandi fue el vistoso toreo de capote, sobre todo un bonito quite por lopecinas, y, como es habitual en él, un espectacular tercio de banderillas.No cambió demasiado la decoración de la faena al cuarto.

El primero de Castella tuvo algo más de empuje, lo que aprovechó el francés para diseñar una entonada labor fundamentada sobre el pitón derecho, y con un final en las cercanías a base de circulares y otros alardes que gustaron en los tendidos.

Con el quinto, toro en el límite de las fuerzas, volvió Castella a mostrarse pulcro y aseado. De nuevo, el hecho de matar al primer intento fue crucial para cortar una oreja.

Perera no tuvo material propicio con el que hizo tercero, un animal abanto y sin raza. Y con el que cerró plaza, más de lo mismo: otro toro sin opciones, con el que Perera no pudo hacer nada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios