DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Toros

PNV y PSE no atienden una oferta empresarial y Vitoria se queda sin toros

Tras un rayo de esperanza en la última semana del año pasado, con la aparición de las casas Chopera y Bailleres, que se ofrecían para arrendar la plaza de toros de Vitoria con la finalidad de celebrar su feria taurina -4, 5 y 6 de agosto-, el gobierno municipal, formado por PNV y PSE, ha expuesto esta semana a estos empresarios que esas fechas ya están reservadas para la organización de eventos por parte de su Departamento de Cultura. PNV y PSE también renuncian a repetir el concurso público convocado para organizar festejos taurinos en esa fecha y cuyo plazo de admisión de solicitudes se cerró el pasado mes sin que el Ayuntamiento recibiera ninguna oferta.

Con anterioridad, el empresariado taurino se echó para atrás ante un pliego de condiciones exigente para la organización de la Feria de la Blanca de 2017, con la posibilidad de un año más de prórroga.

El PP ha defendido la repetición de la licitación -el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha afirmado que el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran (PNV), "es un mandado de Bildu"-. Enfrente, el bloque integrado por EH Bildu, Podemos e Irabazi, también con nueve concejales, exigen acabar con la Fiesta en Álava. El gobierno municipal -PNV y PSE- ha decidido dejar sin toros a su ciudad. Además del aspecto político, decisivo, hay que tener en cuenta que el empresariado taurino en su conjunto no ha dado la talla.

Desde 2007 a 2010 un colectivo de aficionados locales llevaron a buen puerto la feria. Después, los empresarios Tomás Entero y Carlos Rodríguez y más tarde José Cutiño no consiguieron enderezar el rumbo de una plaza que fue perdiendo taquillaje en los últimos años y que por primera vez en su historia no albergará corridas de toros en 2017.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios