Toros

Juan Bautista abre la puerta grande de Las Ventas

  • El francés corta una oreja en cada toro en una gran corrida de El Cortijillo. Abellán, vuelta al ruedo tras una buena faena

GANADERÍA: Cinco toros de El Cortijillo, y uno (1º) de Lozano Hermanos, desiguales de presentación, con clase y nobleza en conjunto, salvo el 1º, manso descastado. Bajos de raza 3º y 6º. Importantes 2º, con clase y nobleza, 4º, con gran clase y temple. 5º, noble. TOREROS: Miguel Abellán, silencio y vuelta. Juan Bautista, oreja y oreja. Arturo Macías, silencio y silencio. Incidencias: Plaza de Las Ventas. Tres cuartos de plaza.

El francés Juan Bautista salió ayer a hombros de Las Ventas, primera Puerta Grande de matador en toda la Feria de San Isidro y del Aniversario. Dos toros buenos y un Bautista con actitud y a buen nivel. El quinto fue un toro con nobleza, que buscó los avíos por abajo y con el que el de Arles cuajó una gran serie en redondo. La faena luego bajó y se alargó en exceso. Tras los remates y una estocada efectiva, aunque caída, cayó también la oreja que descerrajaba la Puerta Grande.

El segundo de El Cortijillo fue otro buen toro, con nobleza y clase. Muy limpio y valiente sale el quite, sin moverse el mexicano Macías. Intermitente faena de un dispuesto Bautista, con una gran serie en redondo y la gente a favor. Gran toro de Cortijillo, al que no terminó de cuajar. Oreja para Bautista tras una estocada mortal en los medios. Ovación para el toro.

El primero de Lozano Hermanos, un toro voluminoso y alto de agujas, fue un manso que rebotó en los caballos y se puso reservón y complicado para banderillear. Miguel Abellán puso demasiado empeño después, con un animal que se descastó nada más empezar la faena y con el que insistió sin brillantez ni demasiado acierto el torero de Usera.

El cuarto fue un gran Villamarta de El Cortijillo, un toro que mostró un extraordinario fondo de clase y nobleza, embistiendo muy despacio y humillado. Miguel Abellán cuajó una gran serie al natural, que arrancó los olés fuertes de Madrid. Bien el madrileño, que pinchó una posible oreja. ¡Qué toro de El Cortijillo!, el de más clase de toda la feria.

Larguísima fue la faena de Arturo Macías al tercero, buscando el encimismo y negando el sitio al toro. Se pasó de faena y recibe algunas protestas durante el trasteo. Cerró por manoletinas. El sexto completó el lote de menos posibilidades de la destacada corrida de los Hermanos Lozano. Macías puso voluntad y pecó de encimista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios