Toros

Clase de Escribano y efectismo de López Simón

GANADERÍA: Se lidiaron novillos de Antonio Palla, aceptablemente presentados, mansos y apagados. Los más toreables, el cuarto y en parte también el primero, este justito de fuerzas. TOREROS: Cristian Escribano, tres pinchazos, media atravesada y seis descabellos (silencio tras aviso). En el cuarto, buena estocada (oreja). Adrián Torres, pinchazo y estocada trasera (leves palmas tras aviso). En el quinto, casi media tendida y caída, tres pinchazos y descabello (ovación). Alberto López Simón, pinchazo y estocada (oreja tras aviso). En el sexto, pinchazo y estocada (saludos con leve petición tras aviso). Incidencias: Plaza de Las Ventas. Primera corrida de la miniferia de la Comunidad de Madrid. Adrián Torres sufrió un puntazo en el muslo izquierdo, de 15 centímetros, de pronóstico leve.

Una oreja cada uno pasearon los novilleros Cristian Escribano y López Simón en el arranque de la miniferia de la Comunidad de Madrid en Las Ventas, por dos faenas de distinto corte, más elegante y pura la del primero, y más efectista la otra.

Buen arranque de la miniferia de la Comunidad. Por enésima vez no funcionó el ganado, un encierro manso sin paliativos, y, sobre todo, sin fondo alguno de Antonio Palla. Pero la sal de la función la pusieron los tres novilleros, que no se arrugaron en ningún momento y anduvieron siempre por encima de las circunstancias.

Escribano y López Simón fueron los que se llevaron el gato al agua con un trofeo cada uno, de diferente peso uno y otro, pero es necesario precisar que De Torres también estuvo bien, muy valiente con el lote más esaborío.

Quede claro que el toreo bueno salió de los trastos de Escribano en la faena al cuarto, el único que regaló algunas embestidas francas por los dos pitones, y el ya veterano novillero, que está pidiendo a gritos ya el toro, lo supo aprovechar para torearlo muy despacito, con largura y compás, con especial sabor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios