Rosa María Mateo, administradora única de TVE

La voz serena del Telediario

  • La administradora única de RTVE propuesta por el PSOE está unida a los mejores años de 'Informe Semanal'

Rosa María Mateo, presentando 'Informe Semanal'. Rosa María Mateo, presentando 'Informe Semanal'.

Rosa María Mateo, presentando 'Informe Semanal'. / RTVE

Hace unos meses La 2 rescataba la película 'Carta de amor de un asesino', de Francisco Regueiro, que provocó más de un respingo entre los espectadores veteranos al contemplar a Rosa María Mateo en su efímera faceta de actriz. Fue un reencuentro. Mateo fue durante años el rostro femenino más sereno y de credibilidad que tenía la cadena pública y única. Por eso fue la persona nombrada para pronunciar el manifiesto en Madrid contra el golpe de estado del 23F. La burgalesa era voz e imagen de la actualidad cuando los informativos televisivos se sostenían con pocos recursos de imágenes. La formalidad lo era todo.El lustre por su pasado que aún puede lucir 'Informe Semanal' es por respeto a la memoria de sus presentadoras como Mateo, María del Carmen Vela o Adela Cantalapiedra.

Ahora que se insiste tanto en la visibilidad femenina, la más veterana conductora de los Telediarios se convertía cada día en autoridad sobre la labor de las periodistas.

Rosa María Mateo, en 'Carta de amor de un asesino' (1972). Rosa María Mateo, en 'Carta de amor de un asesino' (1972).

Rosa María Mateo, en 'Carta de amor de un asesino' (1972). / RTVE

Su prestigio sigue intacto 15 años después de desaparecer de la pantalla y 25 años después de dejar la cadena pública con un fichaje por Antena 3 que a largo plazo no le compensó. Los directivos de Ernesto Sáenz de Buruaga la condenaron a las profundidades de la madrugada. Un trato ingrato a una gran profesional que siempre tuvo un punto de inconformismo y una alta exigencia consigo misma y con los demás. Su nombre es bien recibido por una redacción de Informativos de RTVE,que es la que ha dado más ruido sobre la sectaria gestión de José Antonio Sánchez.

La misión interina y tal vez muy fugaz de Rosa María Mateo es beneficiosa para un colectivo profesional que necesita referentes incuestionables y le viene bien a una periodista que sintió salir por la gatera cuando fue prejubilada por Antena 3 con 61 años. Pareja del actor Miguel Rellán, que vive un momento profesional magnífico, a Rosa María la propia televisión le debía al menos una pequeña revancha como ésta.

Conocedora como pocas del devenir de Prado del Rey y de Torrespaña, accedió en 1966 a los servicios informativos donde las (escasas) mujeres sólo podían hacer voz en off. El destino femenino era ser florero, algo a lo que se negó siempre, aunque fuera presentando el primer festival de la OTI, en 1972 (año de aquel debut en el cine) junto al chileno Raúl Matas. Aquella gala revalorizó a la joven de 30 años (por entonces todo el mundo parecía más mayor) que aparecía en 'Buenas tardes', tras forjarse desde 1968 en el invisible UHF con 'La Segunda Cadena informa'. A partir de entonces fue esa serena y seria voz de los Telediarios que recordamos y que incluso en inventos como el 'Crónica 3' de Jesús Hermida era capaz de entrevistar lo más frívolo elevándolo a charla interesante.

Si es por elevar la dignidad de la cadena pública, aunque sea por unos meses, el nombre idóneo es el de una mujer pionera, Rosa María Mateo

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios