TV-Comunicación

"Este proyecto es la vuelta a la investigación clásica"

  • El actor británico da vida a Richard Poole, un inspector de Policía en una isla paradisíaca sin herramientas actuales

Un detective londinense con poco sentido del humor y con un carácter peculiar es enviado a una isla paradisíaca para resolver un crimen. Es el inspector Richard Poole, personaje interpretado por Ben Miller y protagonista de Crimen en el paraíso, la nueva serie que Cosmopólitan TV ha elegido para refrescar las noches dominicales. Ingredientes como el suspense o el misterio son algunas de las características de esta producción británica que llega a España esta noche en la mencionada cadena de pago.

-Crimen en el Paraíso es en cierto modo un regreso a la novela policíaca, ¿cree que eso es lo que le gustará al público de la serie?

-Lo que me atrajo de este proyecto es la vuelta al crimen clásico.Cuenta con los mejores elementos porque es un poco al estilo de los asesinatos de Agatha Christie pero en un escenario actual de hoy en día. Es una manera poco habitual de resolver un crimen en estos tiempos, con un equipo en mitad de una isla en la que no pueden acceder a la tecnología forense más moderna.

-Entonces, ¿es 'encantador' investigar los casos en la isla sin los medios modernos?

-Realmente es apasionante poder investigar un asesinato al más puro estilo tradicional de Agatha Christie y de Hércules Poirot: hay que interrogar a los testigos y cruzar sus declaraciones, hay que buscar la manera en que se hizo, el motivo para cometer el crimen, y aprovechar las oportunidades que se van dando para descubrir al asesino.

-¿Cómo llegó a este proyecto?

-Estando de vacaciones en Ibiza me llegó el guión, pero no podía regresar a Inglaterra para las audiciones, así que mi novia me grabó en vídeo y lo envió por email. Semanas después tenía el papel.

-¿Cómo describiría a su personaje, Richard Poole?

-Tiene bastantes matices. Creo que profesionalmente se ha quedado estancado, no ha podido llegar todo lo alto que debiera, y que no tiene mucha facilidad para tratar con las personas. Sin embargo, es muy bueno en su trabajo, aunque es especialmente inepto para otras actividades.

-Camille tiene una forma de trabajar muy distinta a Poole, pero ambos se ven obligados a resolver crímenes juntos, ¿Cómo se lleva su personaje con ella?

-Alterna entre la admiración y el enfado. Ella nunca hace las cosas de la manera que Richard cree que se debieran hacer, siempre está saltándose los procedimientos y toma decisiones basándose en su intuición, algo que él encuentra bastante frustrante. Richard es mucho más metódico y se asegura de que cuando se rellena un formulario no se deja ningún campo sin rellenar.

-¿Y qué piensa de Dwayne, el oficial de policía de la isla?

-Richard encuentra a Dwayne igualmente desconcertante, ya que afronta el trabajo policial de manera mucho más relajada. Además, lleva una indumentaria muy peculiar y su manera de resolver los crímenes es bastante descontrolada.

-¿Hay una relación especial entre su personaje y Fidel, el investigador más joven?

-Fidel es muy trabajador y tiene una gran conciencia de lo que hace, al igual que Richard. A medida que la serie avanza, empezará a volverse descuidado por una razón o por otra, y cuando mi personaje se siente decepcionado con él, será mucho más duro que con Dwayne o Camille, ya que con Fidel mantiene una relación paterno-filial, como si fuera su maestro.

-La serie ha sido grabada en Guadalupe, una isla caribeña francesa. Me imagino que tiene amontonadas las anécdotas.

-Hubo muchos momentos destacables, extraños y maravillosos. Un día tuve que conducir mi coche a través de una selva tropical y llegar a la cima de un volcán. Desde ahí arriba podías ver la isla entera y era increíble.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios