CRISTINA PARDO. 'MALAS COMPAÑÍAS'

"Hay mucha corrupción porque falta reproche social"

  • La también presentadora de 'Al rojo vivo' dedica su entrega de esta noche a las tramas de la familia Pujol

La periodista navarra Cristina Pardo, en una colaboración en 'El Hormiguero'. La periodista navarra Cristina Pardo, en una colaboración en 'El Hormiguero'.

La periodista navarra Cristina Pardo, en una colaboración en 'El Hormiguero'. / atresmedia

Comentarios 1

Los testimonios de los corruptos en Malas compañías. Esta noche toca la familia de Jordi Pujol, una maraña de comisiones que alcanza varios paraísos fiscales en un caso que está en plena investigación. Cristina Pardo (Pamplona, 1977), relevo de García Ferreras en Al rojo vivo, visita aquí a los corruptos y a sus vínculos, con dos entregas especiales que esta semana en La Sexta se han centrado en Cataluña.

-Tiene ya su propio programa ¿ha cumplido un sueño?

-Estoy contenta pero tampoco tenía esas aspiraciones. Yo nunca tengo planes a largo plazo. García Ferreras me dio la oportunidad en La Sexta a la que ha seguido estas Malas compañías.

-Usted llegó aquí porque de alguna manera se le despertaría la vocación periodística...

-Y a mí me la despertó José María García. Yo soy periodista por Supergarcía. Lo escuchaban mi padre y mis hermanos. Ponía atención y me gustaba cómo comunicaba. Hay personas que hablan de temas que no interesan y que sin embargo conectan, me gustan. Yo entré de becaria en la COPE por escuchar a García, así que él me dio la primera oportunidad.

-¿Aún le marca en su estilo? Algo se le parece...

-Creo que García tiene mucha personalidad, guste más o menos. Hacía cosas diferentes. Tiene sus virtudes. Tal vez algo de su estilo llevo encima.

-Si en Malas compañías habla de corrupción en España no le va a faltar material.

-Ahora hemos recalado en Cataluña y tenemos una orquesta sinfónica incluso para acompañar los grandes momentos de los testimonios. Algunos de nuestros testigos están a la espera de sentencia.

-¿Valencia, su anterior escala, es donde más corrupción se ha detectado o es sólo una impresión desde fuera?

-Creo que lo de Valencia no es tanto cuestión de cantidad sino que los corruptos hacían mucha ostentación de su ritmo de vida. Lo de Valencia es más estrafalario que lo de Cataluña, pero por volumen de dinero negro pueden estar a la par. Si hay algo que vertebra a España es la corrupción.

-¿Somos un país de corruptos?

-No, hay muchos políticos y empresarios que no son corruptos pero hay mucha corrupción porque falta reproche social. Ha habido una sensación de impunidad que ha permitido que la corrupción estuviera en expansión.

-¿Qué sensación tiene de alguien que era tan poderoso como Jordi Pujol?

-A mí me ha llamado la atención la dificultad de acceder a gente que hable sobre ellos. Se autodenominaban la Sagrada Familia. Se sentían de otro mundo.

-Los medios catalanes han solido minimizar la corrupción.

-Los que han estado cerca de los Pujol no se lo creen. Nos han puesto allí muchos problemas para grabar, para las localizaciones. En un pueblo se negaban a señalarnos cuál era la casa que tenía allí la familia.

-¿El procés ha sido la gran cortina de humo para tapar la corrupción?

-Hay gente en la sociedad catalana que cree en el proyecto independentista. Hay que tenerlo en cuenta.

-¿Cómo ha sido trabajar este octubre a pie de calle en Cataluña?

-Los ánimos estaban muy a flor de piel. Se cometieron errores como las cargas policiales. Los independentistas han dicho muchas mentiras, no debe olvidarse. He echado de menos una política con más altura. Los políticos no han sabido solucionar este problema sin llegar a estos extremos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios