Iker Jiménez. Cuarto Milenio

"Yo mismo he tenido pesadillas después de ciertos programas"

  • La nueva temporada de 'Cuarto Milenio' añade un previo de actualidad que arranca a las 21.30. En el segmento se tratarán temas sociales con nueva visión.

Iker Jiménez, el especialista de misterios  y 'superviviente' de la primera parrilla de Cuatro, en 2005, inicia  la nueva temporada de Cuarto Milenio. El veterano programa añade ahora un previo a las nueve y media, donde se abordarán temas sociales y el impacto que tienen los últimos fenómenos sociales en la vida cotidiana.  El primer asunto será el juego interactivo de la saga Pokémon. Íker siempre tiene una visión personal.

-¿Qué nuevos misterios tiene ya prevista para la nueva temporada de Cuarto Milenio?

-Hay una primera parte de cada entrega que podría considerarse un programa nuevo que sería Cuarto Milenium Zoom,  a  las 21.30. Será  un pequeño informativo con nuestras perspectivas diferentes  sobre temas de amplio alcance. En general se tratarán asuntos que a todos interesan pero con una visión original o las claves de porqué no se cuentan. 

-¿Cuánto hay de nuevo en estos episodios?

-Todo es nuevo en esta primera parte del programa,tanto el escenario como los temas. Hablando de  Pokémon Go contaremos que tiene cosas buenas, como que ha ayudado a muchos niños con autismo, pero también mostraremos la cara más oculta y contaremos con la colaboración de policías españoles, que darán testimonio de los delitos que se han cometido: secuestros, agresiones e, incluso, en Estados Unidos, hay 157 pederastas encarcelados porque ponían cebos para niños. Hay que hacer que la gente vea las consecuencias que tiene un fenómeno social así. 

-¿Alguna vez algo le ha parecido totalmente inverosímil?

-No, nunca. A pesar de que se han emitido cosas rarísimas. Lo que son investigaciones de Cuarto Milenio siempre es fiel producto de mi curiosidad real. Nunca voy a contar algo en lo que yo no crea. Me podré equivocar, pero jamás haré nada por engañar a nadie porque yo no estoy en esto para hacer televisión.  Puedo poner la mano en el fuego porque Cuarto Milenio es uno de los programas con más verdad. El público percibe cuando muestras pasión por tu trabajo.

- ¿Ha tenido alguna vez pesadilla por culpa del programa?

-Sí, pero habitualmente por temas que no son sobrenaturales, sino por temas profundamente humanos. Por culpa de los pederastas, por esos demonios humanos que existen y que sólo comenten atrocidades. El demonio humano es superior a cualquier terror que uno pueda tener. El miedo se ve en los informativos cuando nos muestran asesinatos, bombardeos o decapitaciones. Al final, Cuarto Milenio no quiere que la gente tenga pesadillas, sino que aprendan y conozcan distintas experiencias. 

-¿Qué historia, al cabo de los años ha sido la que más le ha impactado?

-En lo personal fue en una cueva de Altamira hace ya muchos años. Conseguí estar unas horas a solas dentro de la cueva y es el lugar más poderoso, mágico y sagrado que,  he visitado y eso que he estado en muchos. Y es una experiencia difícil de contar porque no sé explicar con palabras lo que sucedió, me marcó  profundamente. Fue como una sensación o un sentimiento que hizo que saliera de allí otra persona distinta a la que había entrado unas horas antes. Cuanto más años pasan, más importante  considero esta experiencia en mi vida.

-¿Qué criterio de selección tiene para la elegir de los casos?

-Es un abanico muy amplio pero lo primordial es que nos interese, que realmente sienta curiosidad por lo que hay detrás. Nunca he pensado en la  audiencia como número porque es incontrolable, como pienses en cosas que pueden funcionar estás muerto. Además no hay una fórmula para saber si un caso va a tener el resultado deseado o no. Tienes que hacer cosas que te motiven a ti de verdad porque lo que he aprendido es que si haces lo que verdaderamente te gusta el público también se interesará.  

-¿Desde cuándo le viene este interés por el misterio?

-Desde niño. Tuve la suerte cuando era un niño de 10 años de descubrir -el fenómeno de los  OVNI, recuerdo ir preguntando a las personas que vieron los fenómenos paranormales, mientras mi primo y yo ibámos paseando con la bicicleta por Vitoria.

-¿Cuando estudió periodismo sabía qué especialidad hacer? 

-Sí, lo tenía claro desde pequeño. Sabía que tarde o temprano quería dedicarme a mis temas favoritos,  que son los misterios. 

-Dejó Cadena Ser la temporada pasada aunque ha seguido con la radio, esta vez online con RadioSet ¿cómo vivió este cambio?

-Hay varios factores, pero era muy difícil compaginar la tele y la radio a la vez y aún me quedaba y me queda mucho por explorar en la televisión. Y no es que de la radio lo sepa todo pero 15 años dan para mucho. Otro factor fue el nacimiento de mi hija Alma, que no quería perderme ni un día de su vida. Y este nuevo proyecto me brindaba la oportunidad de disfrutar más de ella porque trabajaba desde casa y ha sido una manera de reinventarme.

-¿Qué recuerdos tiene de los años cuando comenzó en la radio?

-Muy bonitos, porque el director de La SER era Antonio García Ferreras (Al rojo vivo). Me dijo una frase muy bonita: "hay más verdad en lo que tú cuentas que en los programas de política". Nos dijeron que Milenio 3 era sólo para un verano y cuando nos despedimos de la Cadena Ser 15 años más tarde, me dijo mi mujer "ha sido el verano más largo de nuestra vida".

-¿Dónde se ha sentido más cómodo en la tele o en la radio de madrugada?

-En los dos . Son medios diferentes y aunque la radio tiene mejor fama, lo cierto es que por suerte yo en televisión puedo hacer lo que me gusta y  de la manera que quiero. Me siento igual de cómodo porque lo que quiero es aportar conocimientos al público.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios