Valenti Sanjuan. 'Deportes imposibles'

"El kayak polo me pareció un deporte alucinante, exigente"

  • Este 'ironman' periodista indaga en el canal A&E seis disciplinas deportivas minoritarias y peligrosas, pero también apasionantes para practicantes y espectadores.

Valenti Sanjuan Valenti Sanjuan

Valenti Sanjuan

Es un ironman, además de youtuber y periodista especializado en deportes minoritarios. Valentí Sanjuan fichó por el canal A&E, del grupo AMC, y cada jueves por la noche se pone a prueba en los Deportes imposibles. La serie consta del fútbol gaélico, el skeleton, el frisbee, el boxeo-ajedrez, el kayak polo y el hockey subacuático. Un reportaje semanal de una hora para conocer unas disciplinas sorprendentes y que llegan a levantar pasiones dignas del fútbol en otros países.

-¿Se imagina que en el año 2050 lo más seguido en la televisión fuera la Champions de hockey subacuático? ¿Cree que podría ser posible?

-Posible sería porque realmente el hockey subacuático es un espectáculo. Una de las claves de Deportes imposibles es conseguir divulgar algunos deportes que a priori son desconocidos pero que realmente no solo tienen mucho potencial sino que merecen ser mucho más conocidos. Y ¿por qué no podría ser el hockey subacuático un deporte de masas, que a nivel visual tendría muchas posibilidades y merecería mucha más atención y conocimiento que la que tiene hoy en día?

-¿Estos Deportes imposibles cree que son disciplinas minoritarias que podrían llegar a cuajar en el gran público en algún momento?

-Estos días hemos estado practicando muchos deportes que a nivel visual, a nivel adrenalítico y que a nivel de competición son brutales. Les aseguro que son deportes muy exigentes, que merecen mucha atención pero al final lo que pasa es que el negocio se lo acaba quedando otros deportes por múltiples razones. Sí que es cierto que cuando te pones a mirar muchos deportes que hemos hecho estos días como por ejemplo el fútbol gaélico a veces piensas pero "si esto es más divertido, tiene más adrenalina que el fútbol" pero por lo que sea no acaba conectando. Algunos de estos deportes todavía son jóvenes y el tiempo dirá si acaban siendo más aceptados y practicados que ahora.

-¿Por qué cree que el fútbol gaélico nunca ha traspasado tantas fronteras como el fútbol asociación que es casi monotema en nuestro país?

-Yo creo que es un gran misterio. Habrá una parte en la que influya el propio interés que la gente muestre en ello. Hay gente que se queja porque el fútbol mueva tanto dinero pero es que al final es verdad, lo genera. Tiene mucha afición, muchos medios, intereses, marcas, medios de comunicación… Imagino que algún mérito tendrá el fútbol en concreto. Hay que aceptar la ley de la oferta y la demanda. Cuando tiene tantos seguidores o genera tantos ingresos es porque ese deporte ya sea por su simplicidad o por su competitividad o por su plasticidad consigue conectar con el corazón de mucha gente.

-¿Con cuál disciplina de esta serie de A&E se ha divertido más?

-Es muy difícil de decir pero diría que el trineo del skeleton, porque inicialmente no necesitas de mucha teoría para comenzar a practicarlo, aunque es peligroso y es necesario no tener miedo al riesgo. Debes medir bien el miedo, tener sangre fría, y cuando tienes un error saber corregirlo en lugar de cerrar los ojos. Es terrible un error fatal en el skeleton. Pero realmente todos me han gustado.

-¿Seguirá practicando algunos de estos deportes que aparecen en la serie?

-No lo descarto para nada. Todos me gustaron mucho y me parecieron muy complementarios a los que hago yo. Por ejemplo, he recorrido la distancia de Madrid y Lisboa en 55 horas seguidas sin parar ni siquiera a dormir durante 770 kilómetros y la preparación que necesitas es un entrenamiento mucho más lento, pausado, de larga duración, de cardio, y de intentar conseguir esfuerzos muy prolongados en el tiempo, pero sin que sean muy explosivos. Por ejemplo, la concentración que tengo que utilizar para lograr mi objetivo en una carrera de larga distancia es parecida a la que tienes que tener cuando estás haciendo el chessboxing, el boxeo-ajedrez.

-Tras recorrer Madrid-Lisboa corriendo el kayak polo se le antojará como un juego de niños...

-Pues me pareció un deporte alucinante, exigente de verdad, por un lado por la concentración que necesitas, por el trabajo pulmonar y por otro por la explosividad que tenías que tener cuando de repente tenías que bajar al fondo de la piscina, aguantar, subir y hacer un sprint… Muchos de estos deportes me han parecido complementarios al tipo de entreno que hago yo. Algunos tenían un punto de locura o de adrenalina o de disfrute absoluto como es el caso del skeleton que dices "Ostras, qué peligro". Yo me lo paso muy bien cuando estoy haciendo la Maratón des Sables pero nunca había tenido una sensación de adrenalina tan bestia como el skeleton, que probablemente sea parecida a la que sientas con salto base o paracaídas. Con muchos de estos deportes me quedé con la sensación de decir "qué pena que no estemos un mes haciendo esto".

-¿Pasó realmente peligro practicando alguno, como el del frisbee?

-Peligrosos me han parecido todos. El que me parecía con menos riesgo era el ultimate beachfrisbee, que era donde tienes menos contacto físico, y es donde curiosamente me lesioné. Un poco más y tengo que renunciar a la carrera Madrid-Lisboa, mi carrera del año. Creo que es el único programa en el que los espectadores me van a ver llorar de dolor. Sí, todos hemos tirado un frisbee, pero muchas veces las apariencias engañan.

-¿Cómo le gustaría que fuera un deporte inventado por usted?

-Tendría que tener una parte de disfrutar y muy loca, como el skeleton que es adrenalina absoluta; una parte táctica, que es lo que provoca usar de verdad la inteligencia; y si fuese por etapas y tuviera algo que ver con bici y correr de larguísima resistencia sería perfecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios