TV-Comunicación

No seas idiota, quédate en casa

  • El ingenio de Ricky Gervais también está detrás de la peculiar serie documental de viajes 'An idiot abroad'.

Más de uno con eso de ajustarse el cinturón se habrá tenido que aguantar y pasar las vacaciones en casa. Nos queda siempre un pequeño remedio para poder disfrutar de culturas extranjeras. La televisión. A todos nos encanta tragarnos esos programas de viajes donde vivimos desde el sofá, el lujo de los hoteles, las comidas exóticas y los monumentos más grandes del mundo.

¿Por qué? Seremos masoquistas, porque sino, no tiene ningún sentido. Quizás alguno ya se ha cansado de ver el gozo del otro y lo que quiere ver es un poco de sufrimiento. Algo que le haga pensar eso de "como en casa, en ningún lado". Hemos encontrado el programa perfecto gracias a Ricky Gervais. El famoso cómico británico, creador de series como The Office o Extras, tiene tanta gracia como mala idea. Y no se le ocurrió otra cosa que la de crear una serie documental sobre su amigo y compañero Karl Pilkington, un hombre bastante cazurro y sin cultura que suele ofender con cada palabra que dice.

En An idiot abroad (Un idiota de viaje), de los canales británicos Sky, el pobre urbanita queda atormentado durante unos viajes en los que Gervais y Stephen Merchant se las ingenian para hacerlo sufrir. Trayectos de larga duración en un autobús con chinos escupiendo a su lado, dormir en habitaciones llenas de suciedad o probar la sospechosa comida del lugar.

Los comentarios e ideas absurdas de Karl a veces nos hacen preguntarnos si este hombre es en realidad así, o se trata de un simple personaje. Pronto después de haber visto algunas de las jugarretas que le hacen los dos productores, empezamos a sentir lástima por el hombrecillo, el viajero más sufriente que hemos visto en la pantalla. Gervais y Merchant pueden ser unos amigos bastante crueles cuando se trata de crear humor (sólo hay que ver las tomas falsas de algunas de sus series) y llegamos a la conclusión de que por muy bobalicón que sea Karl, tampoco se merece tanto castigo. ¿Recorrerse la Muralla China? ¿Para luego descubrir que el final está hecho añicos? No tiene gracia. Bueno, sí, para el espectador.

Pero claro, si lo que quieres es convencerte de que estando en casa te lo vas a pasar mejor, este es tu programa. ¿Para qué ver disfrutar a otros de los viajes que has tenido que renunciar? Mejor vemos sufrir a Karl y así seguro que se nos quitan las ganas de ir viajando por el mundo. Cuando tengamos más dinero, ya veremos otro tipo de programas.

Por desgracia, Gervais ha confirmado que abandona la serie definitivamente, para centrarse de lleno en su nuevo proyecto, Derek. Una serie que protagonizará él mismo en la que interpretará a un enfermo mental. Como An idiot abroad sólo tiene dos temporadas, nuestra recomendación es racionar los episodios para esos días en los que estemos nostálgicos de coger las maletas. Y ya sabes no seas un idiota, quédate en casa.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios