Primeros días en Honduras

El guardia civil de 'Supervivientes' llora por su familia

  • El cántabro Jorge disputó un duelo de soga con Barranco en el momento más emocionante de la previa del martes, donde se salvó Fani

El guardia civil Jorge Pérez en su cuenta de Instagram El guardia civil Jorge Pérez en su cuenta de Instagram

El guardia civil Jorge Pérez en su cuenta de Instagram

Vayamos primero con Fani, que para eso está ahí en Supervivientes. Anoche se salvó de la nominación y llovieron las críticas entre los defensores en el plató, como Sofía Suescun, que de sobrevivir sabe un rato. "La han salvado porque la gente quiere ver cómo ronea con otro". Claro, cómo ronea, cómo ronea.  Una tal  Oriana Marzoli eleva a Estefaníaaa como emblema de nuestro país: "España aplauden a la típìca persona infiel".

La salvada lo dijo claro: "gracias, estoy que no entro en mí". Fani no tiene prisas y el público de Supervivientes, tampoco. Con todas las semanas que hay por delante en Honduras a la prometida de Christofer le va a dar tiempo de todo.

Por allí quienes están discutiendo son el torerito Pavón, que también se ha peleado con Rocío Flores (quién no) y el tribulete Avilés. Cosas de la hambruna. Primer ataque de bronquitis ¿dónde estaba Yiya?

Quienes están aprovechando el tiempo perdido es Ivana Icardi con Hugo Sierra, el primer romance en la arena en esta edición, con frotamiento submarino y besos a la luz de la luna. Ya comienzan las feronomonas al aire del trópico a tener sus efectos.

Y lo más destacado de la primera gala del martes en Cuatro conducida por Carlos Sobera, la prueba de sogatira por la que un martillo decantaba la victoria entre los siervos y los mortales por la recompensa, una hamburguesa con todas sus calorías y su colesterol. Ganaron en conjunto los siervos y hubo duelos tan igualados que al final el bocata cayó de un lado y de otro. En especial el del combate entre Jorge, el guardia civil, y Barranco. Dos forzudos que dieron una lección olímpica.

El cántabro Jorge Pérez lo está pasando mal pese a que es un agente de la autoridad y habituado a no mostrar sentimientos cuando pone una multa.

Se ha roto porque recuerda a su mujer y a sus tres hijos. Son los típicos bajones de reality que al benemérito le han aparecido al poco. Los expertos dicen que es mejor que sea ahora, cuando hay tiempo por delante para mentalizarse y darlo todo. Yo lo cuento por aquí pero ya si eso, no me hagan mucho caso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios