Un año en la corporación pública

El fiasco de Rosa María Mateo en RTVE

  • Los índides de audiencia de La 1 se han desfondado en estos meses aunque el entorno de la administradora única tiene esperanzas de mejoras

Rosa María Mateo en su primera comparecencia parlamentaria Rosa María Mateo en su primera comparecencia parlamentaria

Rosa María Mateo en su primera comparecencia parlamentaria / EFE

Rosa María Mateo fue designada para dirigir RTVE durante un corto periodo de tiempo, pero los bloqueos para un Consejo de Administración de la corporación y para formar un nuevo Gobierno han propiciado que cumpla un año en el puesto, un periodo en el que además las audiencias de La 1 han caído a su mínimo histórico.

Su nombramiento como administradora única provisional de RTVE el anterior 27 de julio se produjo tras un decreto ley urgente y la celebración de ocho plenos parlamentarios, un cargo al que llegó con la premisa de una breve dirección en soledad. Con 180 votos a favor, 131 nulos y uno en blanco, el Congreso de los Diputados respaldaba que Mateo (Burgos, 1942) dirigiera la radiotelevisión pública en solitario y de forma transitoria.

Una transitoriedad recogida en un decreto de renovación de RTVE que el Gobierno socialista aprobó para “resolver un problema de urgencia”, una situación “anómala, excepcional y de emergencia” por el “control ideológico y político” de la corporación dirigía José Antonio Sánchez. De esta manera, la veterana periodista, que había aprobado sus oposiciones para TVE hacía más de medio siglo, tomaba las riendas de una empresa en la había trabajado casi tres décadas y donde se convirtió en una de las presentadoras más icónicas.

Aunque había buenas perspectivas,  el resultado es frustrante, tras doce meses de gestión marcados por sus polémicas comparecencias parlamentarias, por la crisis generada en torno a la celebración del debate electoral en los comicios del 28A y la continuada caída de audiencia hasta mínimos históricos. La audiencia de La 1 cayó en junio al 8,7 % (1,2 puntos menos que en el mismo mes del año anterior). La media de la temporada fue del 9,7 % pafrente al 10,8 % de la temporada anterior. El pasado noviembre, La 1 bajaba por primera vez del 10 % de cuota.

A lo largo de esta temporada La 1 ha perdido el liderazgo de los informativos tras ceder 409.000 espectadores. Entre septiembre de 2017 y junio de 2018, los noticieros de la pública fueron líderes con 14,9. Ahora anotan el 13,1 %.

Desde RTVE se insiste en que los informativos públicos han ganado en pluralidad y credibilidad, aspectos “más importantes” que la audiencia, que vendrá con el tiempo y aseguran que el prime time funciona aunque esos contenidos nocturnos más vistos han sido fútbol o el Festival de Eurovisión.

“La parrilla del primer cuatrimestre está prácticamente cerrada y creemos que tenemos varias apuestas de entretenimiento y ficción que pueden ayudar a remontar y volver a estar por encima del 10 % con regularidad. Vamos a recuperar las constantes vitales porque tenemos producto de calidad”, asegura el entorno de Mateo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios