Crónica del martes 29

¿Era inevitable la eliminación de Jesús Castro en 'MasterChef Celebrity'?

Celia Villalobos, y su pelo frito, siguiendo las instrucciones del eliminado Jesús Castro Celia Villalobos, y su pelo frito, siguiendo las instrucciones del eliminado Jesús Castro

Celia Villalobos, y su pelo frito, siguiendo las instrucciones del eliminado Jesús Castro / RTVE

Ninguna de las tres eliminaciones que ha tenido MasterChef Celebrity 5 han sido descabelladas: David Fernández-Chikilicuatre, que llegó sin tener ni idea de la forma de una sartén; Melani Olivares, la segunda expulsada, que se peleaba con los sofritos y con nociones de cocina nivel dominguero hambriento: y Jesús Castro, nivel de cocina compañero de piso de estudiantes espesos que cuando más voluntad le estaba poniendo a la ollla ha sido cuando ha tenido que decir adiós.

Le ha faltado un poquito de suerte y una mijita de ese desparpajo que debió captar en algún momento de su vida en Vejer y que todavía no le hemos percibido.

Su fogonero (por el pez) en salsa con la eliminación en juego no estaba para salir expulsado, pero fue el plato con más falló de los cuatro que se bregaron en la criba final. Se volvió a salvar por los pelos el calvo Gonzalo Miró, que comenzó con ganas, con pericia y cierta experiencia, pero  se ha desinflado como un souflé malo a las dos programas.

Jesús Castro ha dicho adiós este martes a las cocinas de MasterChef Celebrity 5  tras haber tenido un encontronazo inicial con Jordi Cruz, que buscó en él y en Juanjo Ballesta dos peones para pelearse como gallitos. El actor supo ir zafando ese destello malajoso del primer momento y ha tenido una trayectoria corta, algo discreta y alicaída, y que no nos ha permitido entusiamarnos de cara al futuro con los ojos más carismáticos de la pantalla de España. Y con los ojos no sólo se actúa. Ni se cocina.

En el reto eliminatorio también estaba Josie, con un tercer ojo en la frente y un dispendio textil que lo convertía en una princesa de Flash Gordon. Hizo un fogonero Lady Di, con la asombrada mirada de  Silvia Abril, en su rol más pitagorínico de su historio. Josie se esmeró y sobrevivió, como Ballesta, Ambos están llamados a seguir más adelante. Sin ellos la edición es mucho menos. Y en este caso menos no es más.

En la prueba inicial, donde la base del pan era la excusa para una elaborada receta que había que seguir por dibujos de Pictionary, Jesús Castro se emparejó con Celia Villalobos, vaya, con la que tenía que hacer trampas porque el de Vejer, vaya por Dios, tampoco está dotado para el dibujo y el conceptualismo. 

Ainhoa Arteta, tan efervescente, no cuajó con los dibujos de Josie y al final ella se enfadó con Jordi Cruz, al que llamó "chaval". Con el carácte que tiene el del ABC.

Lucía Dominguín con sus albóndigas venció en la prueba inicial. La colectiva se hizo en un embalse donde niños de MasterChef Junior ordenaban como hacía Celia a su chófer. El pequeño Albert, que quiere ser diputado, le recordó así, en difereido, a la ex diputada sus tiempos de Candy Crush.

"Yo he estado de diputada 35 años, pero cuando he sido más feliz ha sido como alcaldesa, porque la política es un servicio", vino a explicar didáctica y cariñosamente al adorable pragmático de Albert. "Hay gente que va a la politica para hacer millonario, y son unos sinvergüenzas; otros que lo hacen para salir en los periódicos, y son otros sinvergüenzas... hay que estar ahí por el bien común", recomendó la política, ganando a Albert como futuro diputado. Con él saldríamos ganando más que con medio hemiciclo de hoy.

Josie en el embalse decía sentirse como Juana de Arco entre las brasas. No al cutis afectado por el calor, córcholis. En esas condiciones tan espartanas, entre los perdedores quien se salvó fue Raquel Meroño por sus peras. Su cálculo en las peras al vino tinto. Raquel nunca defrauda, ya sea por su apellido o por cualquier otra virtud, pero qué lacia es en verdad.

Ballesta estaba claro que iba a seguir y como el mejor amigo que deja Jesús Castro en la cuadrilla, el de Vejer se marchó y a su barco le llamó El Bola, que es quien quiere que gane por el ejemplo que nos da.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios