Entrevista a Ben Whishaw

“Todo el amor de esta historia se convirtió en autodestrucción”

  • Paramount Network estrena hoy en abierto, a las 22.15, la miniserie de la BBC 'Un escándalo muy inglés' protagonizada por Hugh Grant. Whishaw se alzó con el Globo de Oro por el papel del amante del político Jeremy Thorpe

Hugh Grant y Ben Whishaw, los protagonistas de 'Un escándalo muy inglés' Hugh Grant y Ben Whishaw, los protagonistas de 'Un escándalo muy inglés'

Hugh Grant y Ben Whishaw, los protagonistas de 'Un escándalo muy inglés' / EFE

Se estrenó en España en la plataforma Amazon Prime Video con su título original, A very  english scandal. Y ahora Un escándalo muy inglés se estrena en abierto este lunes en  Paramount Network, 22.15,  con la miniserie de la BBC al completo en sus tres entregas. Protagonizada por Hugh Grant y Ben Whishaw, esta adaptación de Russell T. Davies (Dr. Who), narra la historia real de Jeremy Thorpe, político británico acusado de intento de asesinato de su amante, Norman Scott, lo que destapó su homosexualidad, a principios de los años 60, para impacto de la puritana sociedad británica. 

Wishaw,  protagonista de la película El perfume y que acabamos de ver en El regreso de Mary Poppins,  atiende a este periódico. En Paramount Network da vida a Scott, un modelo y  jinete consumado, pareja de Thorpe en un momento en que la homosexualidad era ilegal en Reino Unido. Ganó el Globo de Oro por este papel.

–¿Qué le motivó a participar en una serie como ésta con la que se alzó con el Globo de Oro y el premio de la Crítica estadounidense?

–Pues para serle sincero, creo que es porque me hizo gracia en el sentido de cómo la vida en ocasiones está llena de cosas absurdas y ridículas, que es en el fondo lo que retrata esta historia. También me gustó el hecho de que fuera una historia real con muchos puntos de tragedia, pero, que desde otro punto de vista también tiene su lado de comedia.  

–¿Le ha resultado un reto interpretar a un personaje real?

–No es difícil, pero sí se siente la responsabilidad de rendirle un homenaje y de ser consciente de lo que le pasó realmente. Por supuesto, siempre tienes su historia en la cabeza. Tienes que tratarla desde la sensibilidad, dejando a un lado los prejuicios. En ese momento, le juzgó todo el mundo, la prensa y la gente y, por eso, yo no quería hacer lo mismo.

 –¿Le pudo conocer para abordar esta miniserie?

–Sólo estuve con él una vez y fue como una hora y media. Incluso menos. No podría decir que le conozco realmente, pero me gustó coincidir con él y escuchar su versión de la historia. Obviamente, ahora tiene casi ochenta años y  tiene una perspectiva muy distinta a la que tenía con treinta, cuando transcurren estos hechos. 

–¿Le dio su aprobación?

–Se le enseñó  parte de lo que ya habíamos grabado y dijo que realmente parecía él. Pero no sé si fue sincero, realmente. 

–¿Había oído usted hablar de esta historia?

–No, no había oído hablar de la historia ni de Jeremy Thorpe. Ha sido un descubrimiento para mí y para tantos espectadores.

–¿Qué es lo que más le sorprendió cuando leyó este guion por primera vez?  

–Creo que es impactante que un líder político tan importante se sienta con tanto derecho, con tanta motivación, ambición y angustia por pensar que podía deshacerse de su ex amante en una mina de Cornualles y que fuera algo normal. Quien sabe… a lo mejor lo de eliminar al amante es algo que sucede constantemente.... (bromea).

–¿Cómo fue trabajar con un director como Stephen Frears?

–Es genial. Creo que diría que en parte trabaja creando una especie de caos. Pero, creo que es así cómo surge su creatividad. Me llevó un tiempo entender a Frears, la verdad, pero encontré mi ritmo, me dio mucha confianza y tuve muy claro lo que quería.

"Es impactante que un líder político se sienta con derecho a deshacerse como sea de su ex amante”

–¿Cómo fue reencontrarse con Hugh Grant, precisamente para estar un proyecto de la BBC, tras compartir voces en Paddington?

–Fue terrible. Me explico. Es gracioso porque siempre tenemos pocas escenas y poco tiempo para estar juntos. Otra vez no hemos coincidido mucho en el plató y luego nos pasamos veinte años odiándonos desde la distancia.

–¿Aunque Hugh le quiera matar la mayor parte del tiempo?

–Sí.Le odio además en todas sus reencarnaciones, ja, ja, ja. 

–¿Cómo ha sido trabajar con perros como actores de reparto?

–El perro que actúa como actor principal en la historia es un gran danés que se llama Rinca, que habrán oído a hablar de él porque es el perro el que recibe el disparo en vez de Norman. Y de los otros perros, el pequeño, es muy inteligente. Por lo que he visto, las razas de gran danés no son tan avispadas por lo que tuvimos que probar con cuatro  ejemplares diferentes para rodar.

–¿Cómo cree que reaccionará el público español ante una historia con tantas referencias británicas?

–Sí,  tiene muchas referencias británicas, pero también explora otros puntos como la corrupción política, la relación entre un político y una persona de otra clase social… y eso no es británico, son temas universales. También creo que es una especie de historia de amor distorsionada. Toda la emoción y la energía que pudo existir en su relación se convirtió en una forma de autodestrucción mutua o de volver obsesivamente. Y eso, es algo universal. 

–El estreno de su miniserie en abierto coincide en España con un debate electoral ¿Qué opina de los políticos?

–Estoy frustrado con la política, pero, al mismo tiempo, creo que no es útil ser escéptico. Cada país tiene la política que se merece. Creo que no es de ayuda dar paso a la inutilidad, el escepticismo y la desesperación. Creo que algunos políticos están realmente motivados por el deseo de mejorar las cosas. Creo que todavía hay personas así.

–¿Cómo sería su ficción en estos tiempos de redes sociales?

–¿Te refieres  a la velocidad con  que se juzga a las personas? Es impresionante  la rapidez con la que puedes entrar en una discusión o que te pueden atacar por algo que has podido decir. No podría calcular cómo se manejaría  hoy en las redes un escándalo como el de la serie.

"Esta serie tiene muchas referencias británicas pero asuntos como la corrupción son temas universales”

–¿Cómo fue grabar las escenas íntimas con Hugh Grant?

–La historia real de amor es bastante breve en el guion de Russell. Hugh Grant estuvo brillante: divertido, comprometido, minucioso e inteligente. Se escribió el guion como si se tratarse de una comedia negra pero no porque no existan elementos de tragedia, sino que se llevan a la perspectiva de este tipo de comedia. 

–¿Cómo sería hoy la relación de Jeremy y Norman?

–En la primera parte de la historia ambos personajes no podían ser sinceros acerca de su homosexualidad y Jeremy aún menos. Por supuesto que ahora no habría ningún problema.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios