La primera mujer en los Deportes de TVE

Muere la primera reportera deportiva, Mari Carmen Izquierdo

  • Prejubilada de RTVE con el ERE de 2009, fue durante más de dos decenios rostro de los deportes en los 'Telediarios'

La periodista Mari Carmen Izquierdo en su etapa en TVE en los años 80 La periodista Mari Carmen Izquierdo en su etapa en TVE en los años 80

La periodista Mari Carmen Izquierdo en su etapa en TVE en los años 80 / RTVE

Tenía que elegir entre ir con su abuela al rosario o ir con su padre al fútbol, recordaba en una reciente conferencia (y aprendió a nadar en el río, porque no había piscinas en su tierra). Lo del deporte fue por elección entre el aburrimiento en su pueblo, en la monumental Lerma, en la provincia de Burgos, donde nació en 1950. De ahí que en plena carrera de Periodismo optara por presentarse en la redacción de As, cuando se asomaban los años 70. A la risa inicial de aquella redacción masculina, y con la confianza de un directivo, se abrió paso con serenidad, rigor y compostura, todas esas cualidades que desde su sexo, tan apartado (más bien excluido) por entonces de todo lo que sonara a disciplina deportiva en el tardofranquismo, podía aportar ante el espectador.

Porque cuando se daba paso a la primera mujer que hablaba de Deportes en TVE no estamos hablando de una reportera pava o un busto parlante que miraba más por la peluquería que por el texto. Mari Carmen Izquierdo, fallecida este martes a los 69 años, era seria y tenía que imponerse, encajar la mirada, cuando le hacían sentir algo intrusa en aquellos vestuarios futboleros con olor a moho y linimento. En 1971 se incorporó al informativo diario nocturno 24 Horas, la tercera edición del Telediario, con la batuta del siempre inconformista Manuel Martín Ferrand (que trasladó este espíritu noctámbulo a su Hora 25 de la SER, con José María García).

La chica entró precisamente por García, despedido por su inquietud de buscar polémica y al saber de su firma en As, como única mujer en un diario deportivo, fue fichada por el noticiario. Pilar Sanjurjo había entrado como mujer del tiempo y Elena Martí, relataba la información internacional. Y la actual administradora de RTVE, Rosa María Mateo, hallaba su oportunidad en los informativos para dejar de ser un busto parlante. Y Marivi Romero conducía Revista de toros, con su planta tan adusta.

Fueron pioneras tomadas en su momento con más tinte anecdótico que como realidad inevitable. Mari Carmen Izquierdo en su caso tuvo las puertas abiertas por ser la excepción, por ser mujer, como relata en esta conferencia.

Mari Carmen Izquierdo relata su trayectoria en el periodismo deportivo

Ella colaboraba en una redacción deportiva encabezada por Miguel Ors, la mandíbula circunspecta de los resultados de la quiniela. La burgalesa rompió esquemas, sorprendió a la audiencia que relacionaba fútbol con testosterona ibérica, y  durante muchos años fue pionera y única aparición femenina por las secciones deportiva en TVE. En 1973 se incorporaba a la redacción de Barcelona, con Juan José Castillo una tal Mercedes Milá. Olga Viza, a principios de los 80, también en Barcelona, y María Escario, en Prado del Rey, fueron sucesoras de estas pioneros de reportajes en cine y crónicas de grandes micrófonos al puño y escuetas entrevistas a pie de césped. El fútbol aún distaba de la órbita galáctica y la farándula de Pedrerol.

Le costó, de todas formas, ubicarse en la redacción deportiva de RTVE, y consiguió su plaza una vez licenciada y comenzar sus apariciones en el Telediario de la sobremesa en 1977. 

Se perdió la cobertura de Montreal 1976 porque le  objetaron que no podía compartir habitación de hotel  con un compañero, pero sí formaba parte de aquella movilización que supuso el Mundial 82 tras haber cubierto la Eurocopa del 80 y los posteriores Juegos de Moscú donde disfrutó de un cuarto individual para hablar de los escasos logros españoles. En esta década también condujo el histórico Estudio Estadio y los resúmenes ya dominicales de la Liga, en aquel salto del cine al vídeo. Años antes, a finales de los 70, pidió que la expulsaran de la Vuelta ciclista a España para que la UCI permitiera, por fin, que mujeres periodistas se sumaran a la cobertura. En los estadios alemanes se sorprendían de que una mujer se presentara con un micrófono en el campo de juego, siglos antes de la mundialista Carbonero.

Conocedora de deportes minoritarios cuando sus compañeros más bien se centraban sólo en el fútbol, lo típico, llegó a ser directora general del programa ADO (el proyecto de promoción olímpica) y fue la presidenta de la Asociación Española de la Prensa Deportiva de 1993 a 2013.

Ocupó cargos directivos en Torrespaña pero fue de las injustamente incluidas en el ERE de 2009, con el que RTVE prescindía de toda su redacción mayor de 52 años. Se centró en su labor directiva y fue coordinaros  de los socios del Plan ADO. Ya las mujeres eran habituales en las conexiones deportivas, con veteranas compañeras en la narración como Paloma del Río, tan presente en las glorias olímplicas.

En un blog de Jorge Javier Vázquez en la revista Lecturas, el presentador de Sálvame reconocía los méritos en la labor periodística de la fallecida periodista, de ahí el calado que llegó a tener en la sociedad española.

21 años antes de la primera mujer española en conseguir una medalla en los Juegos (Blanca Fernández Ochoa, en Albertville 92), Mari Carmen Izquierdo ya estaba contando lo que pasaba en un mundo que parecía tan masculino como el deportivo. Ella misma representa lo mucho que ha costado alcanzar las metas que ahora comienzan a gozar nuestras paisanas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios