Evocación polémica

Jorge Javier Vázquez duda de los métodos de Jesús Hermida

  • Miriam Díaz-Aroca admite en el 'Deluxe' que el onubense era muy exigente, pero fue provechoso para su profesionalidad, aunque otros compañeros lloraban ante sus exigencias

Miriam Díaz-Aroca en 'Deluxe' Miriam Díaz-Aroca en 'Deluxe'

Miriam Díaz-Aroca en 'Deluxe' / Mediaset

La presentadora y actriz Miriam Díaz-Aroca ha sido la última invitada al Deluxe de Jorge Javier Vázquez en Telecinco y ha recordado su trayectoria profesional sobre sus duros períodos trabajando a las órdenes de Jesús Hermida (en el matinal Por la mañana, a finales de los 80)y de Chicho Ibáñez Serrador (en el Un, dos, tres, a principios de los 90.

Vázquez le inquirió sobre las crueles condiciones de trabajo y Díaz-Aroca respondió que ambos, que fueron los que le proporcionaron sus dos incursiones televisivas más fructíferas, estaban marcados por la exigencia, lo que le permitió aprender y ser mejor profesional.

Sobre Hermida admitió que se podía sufrir en el equipo pero en directo los compañeros no lo pasaban mal. “Jesús marcaba muy de cerca todo y tiraba a veces cosas que no le gustaban. Te presionaba muchísimo. Según el carácter de cada uno, unos lloraban más, otro menos y otros no llorábamos”, respondió a Jorge Javier, que pone en duda la idoneidad de los métodos del recordado comunicador onubense, lo que fue respondido en las redes con momentos tensos vividos en el plató de Sálvame.

“No me gustan esas provocaciones y esas formas de trabajar que había antes”, se quejó el presentador más estelar de Telecinco.

Sobre la presencia de María Teresa Campos en aquel matinal de TVE entre 1987 y 1989, donde comenzó a hacerse popular tras su larga experiencia en la radio malagueña, Díaz-Aroca reveló que era de las que “no se callaba nada” y “era la única “que se enfrentaba a Jesús Hermida” por su actitud personal. Reconoció que las broncas entre ambos veteranos eran frecuentes y el motivo principal era por tener que rehacer el trabajo ya realizado en la preparación de contenidos.

A su vez la madrileña criada en Cantabria, que trabajó en el cine con Almodóvar o Fernando Trueba, lamentó que en estos últimos tiempos no encuentre la llamada para proyectos en televisión, precisamente ahora que a sus 59 años se siente más madura y preparada para cualquier propuesta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios