Actuación judicial

Indicios de abuso sexual en el 'Gran Hermano' de 2017

  • Un tribunal de Colmenar Viejo aprecia una actitud delictiva en José María López, concursante que en una madrugada entró en la cama de Carlota Prado cuando ella estaba bajo los efectos del alcohol

José María López y la malagueña Carlota Prado en 'GH Revolution' José María López y la malagueña Carlota Prado en 'GH Revolution'

José María López y la malagueña Carlota Prado en 'GH Revolution' / Mediaset

Una jueza de Colmenar Viejo considera que “existen indicios de que la conducta” de un concursante de GH Revolution, del año 2017, el murciano José María López, pudiera ser constitutiva “de un delito de abuso sexual”, tras la denuncia de Carlota Prado, vecina de Estepona, otra participante en aquel reality. El juzgado ha concluido la instrucción y probablemente el participante de GHirá a juicio por lo sucedido tras una fiesta en la casa de Guadalix, en la madrugada del 3 al 4 de noviembre de dicho año. 

El programa expulsó al demandado y fue denunciado ante la Guardia Civil por lo sucedido. La dirección de GH envió a la Comandancia las imágenes de las que la jueza se ha valido para la instrucción.

La magistrada confirma a través de los vídeos que el concursante se metió en la cama de ella, quitándose los pantalones y, con la excusa de contarle un secreto, la fue desnudando mientras ella en reiteradas ocasiones pidió que no quería un encuentro sexual. El auto, adelantado por El Confidencial, aprecia que se produjeron “movimientos internos” bajo las sábanas mientras Carlota no se movía, adormilada por el alcohol, mientras pedía que José María, que insistía en los tocamientos, se apartara para que la dejara dormir.

En el vídeo se contemplan cinco minutos de movimientos que podrían ser penetraciones. En ese momento el programa a través de la portavoz María Robles Hurtado, como voz de El Súper, pidió a Carlota que fuera al confesionario lo que fue respondido por burlas por José María mientras ella vomitaba.

La concursante horas después decía no haber recordado nada de lo sucedido. El tribunal cree que ante estas imágenes hay indicios de abusos, tras la declaración de José María, que tuvo varias contradicciones en su testimonio aunque queda claro de que era consciente de su actuación. La defensa del participante, que asegura que el roce fue mutuo, sostiene que el joven sólo quiso interesarse por el estado de Carlota y pide el sobreseimiento de esta causa.

Desde el programa producido por Zeppelin para Mediaset se justifica que se actuó en consecuencia y que los concursantes estaban vigilados y se intervino cuando directamente a través de El Súper cuando la anécdota fue a más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios