TV-Comunicación

El Gato Garabato ante la agonía del franquismo

  • Gloria Fuertes tuvo una fugaz pero memorable presencia entre los pequeños espectadores de TVE

Gloria Fuertes en el programa 'De cerca', con Jesús Hermida, imitado años después por Martes y Trece. Gloria Fuertes en el programa 'De cerca', con Jesús Hermida, imitado años después por Martes y Trece.

Gloria Fuertes en el programa 'De cerca', con Jesús Hermida, imitado años después por Martes y Trece. / rtve

Comentarios 1

La oposición más sutil al agonizante tardofranquismo se hallaba en los programas infantiles de TVE, allá donde el censor de guardia, Paco Ortiz, no se fijaba demasiado. Actores como Tina Sáinz o el sevillano Juan Diego se oreaban por las dramatizaciones infantiles donde se cargaban algunas tintas desenfadadas y ácratas. Con la intención de animar a la lectura a los retoños del baby boom y escapar de los títulos melindrosos de décadas anteriores la directora Lolo Rico fichó para Con vosotros a una vieja amiga de indudable personalidad y presencia, la poetisa (ella siempre quería llamarse "poeta") Gloria Fuertes.

La señora moderna, aficionada al chaleco y a la corbata (su más preciada prenda se la regaló el Rey, en su debut televisivo era entonces un difuminado Príncipe de España), estaba encantada con dirigirse a los niños y relatarles algunas de sus rimas sincopadas de sonsonete tipo El Gato Garabato o Don Pato y Don Pito. Corteza de palabras de aspecto naif. Gloria, que escribía "como si fuera hipo", y su mesa camilla se sumaron a las recomendaciones literarias de María Luisa Seco allá por 1972 y la señora Fuertes se hizo imprescindible en los espacios preescolares. Con vosotros iba tras La casa del reloj, un formato de la BBC donde se foguearon nuevos presentadores y donde los jóvenes profesores encontraron inspiración. Para unos niños que aún recibían guantazos en el colegio hallaban calor en la tormentosa voz de la poeta.

A Gloria Fuertes le debemos la melodía más querida por la audiencia infantil española con permiso del coetáneo Había una vez un circo: Un globo, dos globos, tres globos. "La luna es un globo que se me escapó", cantaban los escolares de la incipiente EGB, con la obra más popular de Gloria Fuertes, la que contaba cuentos y estrofas en el primer segmento del programa contenedor nacido en 1974. Mientras el búnker aguantaba hasta lo patético los niños españoles descubrían a Epi y Blas, naranja y limón, comprobando que los caracteres distintos y las opiniones diferentes pueden convivir. De eso nos hablaba Gloria, que nunca tuvo el tono tan aguardentoso como se empeñaba su imitador más celebrado, Millán Salcedo.

Fue en la Nochevieja del 86, recién estrenados en la CEE, cuando Millán-Encanna recibía la llamada de la oyente de Móstoles, pero antes con Josema se había convertido en Gloria Fuertes entrevistada por Jesús Hermida. Hacía años que la autora no aparecía en pantalla pero su imitación era un seguro de risa. Ay, los arquetipos facilones. Lo de Encanna no estaba ni ensayado, y lo de Gloria con Hermida ("el perro ladra, el gato maúlla…") lo rescataron de las actuaciones veraniegas. En los primeros años del VHS las familias se intercambiaban las cintas de Nochevieja y Gloria pasó a la posteridad en forma de Martes y Trece. El programa originario fue un De cerca de 1981. El periodista onubense entrevistó a la desbordante escritora en una fresca charla cuando TVE aún era demasiado seca. Hermida se vengó autoremedándose con ella en Por la mañana.

Por entonces la autora de la que conmemoramos su centenario, más valorada fuera de nuestras fronteras que reconocida en nuestras bibliotecas, apenas ya aparecía en la hora infantil, pero se dejaba caer por La cometa blanca, Dabadabadá o El Kiosko, herederos de los mejores tiempos. El malogrado realizador Miguel de la Hoz, creador de Cantares y descubridor de Lauren Postigo, cuando fue expulsado de su propio programa, pasó a un proyecto de la franja de tarde, La mansión de los Plaff, donde coincidieron María Luisa Seco (fallecería de cáncer pocos años después,tras seguir conduciendo la ventana escolar) y Gloria Fuertes, junto al horrendo Patuchas.

En los cursos de El Escorial se homenajea en estos días a la más heterodoxa compañera de los niños. Su aparición fue más bien fugaz, pero memorable. Más allá de las imitaciones y de los clichés simples, Gloria Fuertes ha sido rescatada por aquella misma generación para mostrar su versatilidad y su talento. En rtve.es se puede ver la entrega de La mitad invisible dedicada a la centenaria en 2012. Una buena forma de empezar a redescubrir a la poeta de la tele.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios