Opeación Triunfo

Dave se vuelve para Sanlúcar

  • El talent de La 1 es cada vez más un reality en off y el joven sanluqueño, con 'Creéme' no convenció al personal

Roberto Leal bromea con Dave, el eliminado en la gala 5 de 'OT' Roberto Leal bromea con Dave, el eliminado en la gala 5 de 'OT'

Roberto Leal bromea con Dave, el eliminado en la gala 5 de 'OT' / RTVE

Este OT de brazos caídos y micrófonos agarrados, mariachis y margaritas, pantallas infinitas y foto de perfil de whatsapp. Un fábrica desgarbada, una estrofa arrugada, una caja de resonancia sin emoción, podría escribir algo así Joaquín Sabina de un talent que cada vez es más reality. Sus incondicionales (poquito a poquito cada vez menos en pantalla, pero más en youtube) empiezan a desertar de las galas eternas pese al entusiasmo perpetuo de Roberto Leal.

En este miércoles, gala 5, se nos marchó Dave. Se sentó en la silla, recitó sin vibrar y con falta de brío el Créeme de Pablo Milanés, una elección lírica pero opaca en su expresión. Al sanluqueño, el mayor personaje de este OT, se le hizo incómodo el escenario. Creemos en él. Pero con la fe de los titubeantes. Crecerá su sombra y su estampa, pero no por estar más tiempo en la academia le iba a servir para triunfar al quijotesco alumno de Noemí Galera. Adiós al carnavalero clásico, al fan de Martínez Ares.

Dave con 'Créeme'

Se fue Dave frente a Carlos Right, de camuflaje militar, guerrillero de porexpán, salvado por sus compañeros tras unas semanas en la cuerda floja. Por mucho que se empeñe, sólo se salva por la presencia. Miki fue el vencedor de una gala de este edición de modorra, como la que parecía acodarse Marta. Y nos dieron las diez (al público le dio la una y media de la madrugada), "que vimos abierto-o-ó", canción básica de karaoke que la malagueña no supo empujar. Se las verá con Damion, que se decantó por Macaco con Sabela. Volar. Lo que se dice volar, Damion no vuela. Lo va a tener difícil.

Marta, 'Y nos dieron las diez'

Reality en off

Pues como decía, que estamos más ante un reality en off que un talent en on, con el personal siguiendo al dedillo lo que sucede, o no, entre Natalia y Alba, empapelando los timelines. Miriam alza la campanilla con el No de Pablo López al piano. Arañó corazones. Pero no es suficiente para un OT de tarde de lunes, que dejaría sin inspiración al mismísimo Sabina.

Miriam y Pablo López, 'No'.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios