Tecnología

Wifi público, objetivo de los 'hackers'

  • Para más de la mitad de los usuarios las redes públicas son seguras y la mayoría ha compartido información, incluyendo accesos al 'email' o sus cuentas en redes sociales.

La confusión sobre la seguridad de las redes wifi públicas puede hacer que los usuarios se conviertan en objetivos fáciles para los hackers. Y es que el 65% de estos usuarios son incapaces de reconocer la diferencia entre una red wifi segura y una insegura, poniendo la facilidad de conexión por encima de la seguridad de su información personal. Así lo recoge el informe Norton Wifi Risk Report 2016, en el que se ha encuestado a más de 9.000 personas en nueve países.

El estudio halló que al 88% de los consumidores les preocupa conectarse a redes públicas wifi que podrían permitir que terceros roben su información. Sin embargo, la mayoría de las personas, el 57%, asume que todos los wifi disponibles en lugares públicos como aeropuertos, hoteles y cafeterías cuentan con sistemas de seguridad integrados. La realidad es muy diferente. Incluso las aplicaciones más conocidas para Android carecen de la seguridad adecuada, ya que el 23% de estas app transmiten información sensible sin encriptar para mantenerla protegida.

Cuando los consumidores acceden a una red no protegida, los hackers pueden robar información valiosa a medida que estos datos navegan por la red, para posteriormente venderlos en los mercados negros de la web o directamente vaciar las cuentas bancarias del consumidor, señala Norton by Symantec en un comunicado.

Así, tres de cada cuatro encuestados temen más que los cibercriminales vendan sus accesos y contraseñas de las cuentas personales a que publiquen fotos íntimas sin su consentimiento. A pesar de todo, el 81% de los consumidores expone su información personal compartiéndola a través de redes públicas no seguras.

Y es que los consumidores no son conscientes de los riesgos. El informe apunta que más de 50% de ellos han iniciado sesión en sus cuentas personales y redes sociales utilizando redes wifi no protegidas, lo que ha comprometido potencialmente los datos de sus correos electrónicos personales y profesionales. Además, uno de cada cinco ha accedido a información financiera o bancaria utilizando wifi público. Los más jóvenes tienen mayor tendencia a creer que estas redes son todas seguras: el 68% de los millennials y el 62% de la generación X, piensan así.

Una vez que son conscientes de los riesgos, nueve de cada diez consumidores están preocupados por la posibilidad de que su información sea robada a través de una red wifi pública, pero no saben cómo protegerse. Dar acceso no autorizado a información financiera (87%) y fotos o vídeos personales (80%), resultar infectados con malware (86%) y que un tercero lea sus emails mientras usan una red pública (79%) son otras inquietudes que recoge el estudio.

No confiar en redes wifi que no requieran contraseña -las que la pidan tampoco son del todo fiables-, desconectar el wifi cuando no se esté usando, no abrir la cuenta bancaria u otro servicio importante cuando se use una red pública, navegar por páginas con https, usar una red privada virtual o VPN -las hay gratuitas y de pago- e instalar una buena solución de seguridad en el móvil, portátil y tablet son algunos de los consejos de seguridad que da la empresa de software de seguridad Kaspersky Lab para evitar disgustos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios