Colegio de Administradores de Fincas

“Las normas por la Covid nos obligan a estar en continua formación”

  • Carlos de Osma, como presidente del Colegio de Administradores de Fincas recuerda que los administradores de fincas reclaman que regulen las reuniones de las comunidades de vecinos para que se puedan celebrar

Carlos de Osma, presidente del Colegio de Administradores de Fincas. Carlos de Osma, presidente del Colegio de Administradores de Fincas.

Carlos de Osma, presidente del Colegio de Administradores de Fincas.

Lleva dos meses al frente del Colegio de Administradores de Fincas de Cádiz, aunque conoce perfectamente su funcionamiento tras más de 20 años en su junta directiva. El trabajo no le ha supuesto un gran cambio a Carlos de Osma pero sí el actual panorama que nos ha tocado vivir.

–Prácticamente acaba de empezar en el cargo, ¿qué balance hace de estos dos meses?

–El balance es positivo gracias a la magnífica labor de la junta de gobierno y al personal de secretaría, que me facilitan esta nueva etapa como presidente. El anterior presidente renunció al cargo y, como yo era el vicepresidente primero, según está regulado en los estatutos me correspondía el cargo hasta final del mandato. No dudé en aceptar.

–Momentos complicados para presidir el colegio...

–Son momentos complicados para presidir, como para todo el mundo. Actualmente la pandemia nos obliga a estar actualizándonos porque hay normativas sanitarias así que los colegiados tenemos que estar bien informados del día a día. Las normas están cambiando cada dos por tres, reuniones, número de personas, etc. aplicables en las comunidades de propietarios... hay que tener toda la información y transmitirla a los colegiados.

–¿Con qué retos llega a la presidencia del Colegio de Administradores de Fincas?

–Más que retos son objetivos y responsabilidades porque al ser el colegio, una corporación de derecho público, estamos para informar a la ciudadanía y ahora el futuro es incierto con tanta normativa, tecnología... por eso no tengo proyecto a largo plazo. Nuestro objetivo es seguir evolucionando para seguir siendo eficaces en nuestro servicio a las instituciones y al ciudadano. Lo que sí haré es potenciar la acreditación profesional de excelencia de los colegiados, que los profesionales estén preparados. Les exigimos un reciclaje continúo para su profesión y para eso en el Colegio hacemos cursos periódicos de reciclaje y perfeccionamiento y se acreditan con la excelencia hasta tres estrellas. Ahora no los hemos hecho presenciales pero sí telemáticos, 7 cursos en lo que va de año y nos queda uno más para diciembre.

–¿Qué papel desarrolla el administrador de fincas colegiados durante esta pandemia?

–Estar en contacto con los proveedores para adoptar las medidas sanitarias necesarias para los servicios que prestan en las zonas comunes de las comunidades de vecinos. El desarrollo de nuestra profesión no ha cambiado mucho de lo que veníamos realizando, aunque ahora estamos más centrados en evitar el contagio del coronavirus, sí que hemos visto mermadas las reuniones de las comunidades de vecinos por la pandemia y porque solo están reguladas por el legislador en Cataluña. Aquí no recomiendan las reuniones de más de 6 personas y no se celebran. Dependiendo de la importancia de los acuerdos estamos haciendo reuniones telemáticas, otros circulares a los propietarios... pero sin legislación que lo regule.

El administrador de fincas es más que un contable: conoce todas las normativas y las aplica

–Imagino que lleva muchos años como colegiado y conoce la situación laboral de los administradores. ¿Cómo la definiría?

–La situación laboral después de tantos años la defino como vocacional. Un alto porcentaje, casi cien por cien, son todos autónomos y mercado hay porque existen muchas comunidades de propietarios. Lo importante es que tenemos el respaldo del Supremo que obliga a la colegialización del administrador de fincas. Es una cualificación reconocida.

–¿Para qué sirve el Colegio?

–El colegio sirve para defender los intereses de los ciudadanos, como de los colegiados. En el Colegio de Cádiz, el administrador colegiado tiene suscrito un seguro de responsabilidad civil garantizando un respaldo de garantía, desde 2 millones a 4 millones de euros.

–¿Qué garantías tiene contratar a un administrador de fincas?

–En una comunidad de vecinos puede llevar el edificio un propietario, el presidente de la comunidad, pero si contratan a un externo debe ser uno colegiado. No es solo un contable, sino que tiene el conocimiento de leyes, de reparaciones, arquitectura, trata con las instituciones, presenta documentos en la administración que corresponda o adapta las comunidades a las normativas técnicas, seguridad, laborales, etc. Somos un gremio con muchos gremios dentro. Por eso estamos en constante formación por todas las normativas que hay que aplicar.

–¿Cómo ve el futuro de Andalucía, y concretamente Cádiz, en los próximos meses?

–Complicado y no solo en Andalucía y Cádiz. Dependemos mucho del turismo y de las empresas de servicios, nos falta industrialización y lo comprobamos ahora con la pandemia del coronavirus que está paralizando la economía y el futuro inmediato es complicado. El alto paro en la provincia, a la larga, perjudica al funcionamiento de una comunidad de propietarios porque la morosidad se va acumulando.