Ilustre Colegio de Veterinarios

“La estrategia One Health engloba líneas en las que los veterinarios estamos muy entrenados”

  • La presidenta de COLVET, Cristina Velasco, afima que “tenemos que preservar la salud del planeta y pasa por cuidar la salud de los animales, la salud de las personas y la salud del medio ambiente”

Cristina Velasco, presidenta de COLVET Cádiz. Cristina Velasco, presidenta de COLVET Cádiz.

Cristina Velasco, presidenta de COLVET Cádiz.

Los veterinarios gaditanos impulsan el movimiento One Health. La profesión veterinaria, desde una privilegiada atalaya y desde sus orígenes, ha sido testigo directo de la globalidad de la salud y el mundo. Un mundo en el que no es posible separar la salud de las personas, de la de los animales, ni del medio ambiente. El veterinario es un profesional que ha trabajado siempre para la sociedad procurando su salud y bienestar con su trabajo diario a través de los animales y el medio ambiente y que de cerca ha constatado que todo está interrelacionado y forma parte de un único mundo, una única salud.

–¿En qué consiste en líneas generales el #movimientoOneHealth?

–El movimiento One Health no es más que la expresión promovedora del concepto One Health, que lleva casi dos décadas desde su creación, intentando dejar impresa una huella entorno a la conjunción de la salud de las personas -la salud de los animales- y la salud del medio ambiente. Siempre desde la prevención, desde un cuidado previo para que no aflore la catástrofe.Vista la situación en la que nos encontramos debemos aprender que es mejor “prevenir que curar”, por tanto, el concepto de cuidemos de los animales, su salud y su bienestar, cuidemos del medio ambiente, de la naturaleza, y hagamos un equilibrio que proporcione igualmente salud a las personas. Eso lo podemos hacer marcando políticas globales implementadas por las instituciones gubernamentales pasando desde lo más amplio hasta lo más cercano e individual. La estrategia One Heath engloba principalmente tres líneas en la que los veterinarios estamos muy entrenados en nuestra trayectoria profesional, como son la prevención de la zoonosis, el uso racional de antibióticos y la seguridad alimentaria. Cada comienzo de una estrategia parte a veces de lo general a lo particular, creemos firmemente en el concepto, y solo hay que ponerse de acuerdo con las instituciones para que se apliquen dichas estrategias en los distintos puntos geográficos, y con la exigencia que la idiosincrasia de cada lugar requiere, pero siempre con los objetivos de una salud animal, una salud humana y una salud ambiental. En este caso hablamos del #movimientoOneHealth, que no es más que “es el momento de comenzar, y el movimiento se demuestra andando, vamos “¡en marcha!” y así cada uno, con sus recursos y con un objetivo común participamos y empujamos el concepto. Así son siempre los comienzos. El concepto One Health es completamente transversal, va implícito en cada uno de nuestros actos, el cuidado del medio ambiente nos afecta, el bienestar de los animales nos afecta y el buen o mal uso de los medicamentos nos afecta.

–¿Qué significa para el ciudadano la apuesta por una única salud?

–Dada la situación en la que nos encontramos no queda más remedio que abrazarse al Concepto de Una Salud, tenemos que preservar la salud del planeta y pasa por cuidar la salud de los animales, la salud de las personas y la salud del medio ambiente. Para ello, debemos aplicar actuaciones en cada sector, sabiendo buscar puntos intermedios y de equilibrio, y huir de las situaciones que provoquen situaciones de irreversibilidad. Por ejemplo, el uso irracional de antibióticos. Desde que se descubrió el primer antibiótico, la medicina encontró una solución a muchas infecciones bacterianas, siendo una herramienta terapéutica mejorada y especializada en función del agente infeccioso. El problema aparece cuando se comienza a dar un mal uso e indiscriminado de los antibióticos, lo que ha provocado multirresistencias que a su vez hace que los seres vivos (personas y animales y plantas) no tengamos soluciones cuando nos infectamos con una de estas bacterias multirresistentes que se van adaptando y mutando de forma que el propio antibiótico no es efectivo.Hay catástrofes y pandemias que están por venir, pero son malos sueños de los que podemos despertar si nos ponemos manos a la obra. Mañana puede ser tarde, ahora es cuando tenemos que resolverlos. De esto nos están avisando desde todos los entornos científicos.

–¿Por qué el Senado rechazó la creación de una Comisión de One Health en la sesión celebrada el 13 de octubre de 2020?

–Es una iniciativa del Partido Popular, y puede que sea un motivo político, aunque sí está claro que el Gobierno de la nación entiende que una estrategia One Health es la preceptiva, aun así fue rechazada. El diario de sesiones lo tiene detallado, fue expuesto por Vázquez Rojas, quien hizo una exposición brillante de la necesidad del trabajo coordinado que en esta pandemia se ha evidenciado, trabajo con equipos multidisciplinares, y con estrategias de prevención y control además de las asistenciales.Expuso tres razones. Por un lado, una razón de oportunidad dado que nuestro sistema de salud está basado en la asistencia, con una gran inversión económica, mientras que si basamos la salud en la prevención disminuimos gastos y tragedias personales. Solo 1 euro de cada 100 destinados a salud se dedica a prevención, a la medicina preventiva, mientras que el resto se dedica a la medicina asistencial. Este virus, rompió las barreras de contención con gran facilidad, principalmente porque estas no existían.Las agencias de la Unión Europea, incluida la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades, y la Agencia Europea del Medicamento, junto con la Comisión, están implementando un enfoque One Health en la Unión Europea. Y más cerca, o más tangible, el Servicio Andaluz de Salud, ha puesto en marcha un nuevo sistema de control epidemiológico basado en el concepto One Health.Una segunda razón de seguridad o de riesgo, de la mayor interacción existente entre hombres y animales a través de los alimentos o del contacto físico aumenta también el potencial de nuevas pandemias, y la movilidad geográfica internacional facilita su dispersión. Esta pandemia viajó en avión y la siguiente también lo hará.Al menos 6 de cada 10 enfermedades infecciosas que padecen las personas son de origen animal. Cada año, cinco nuevas enfermedades potencialmente peligrosas para la especie humana proceden de animales, incluida la transmisión a través de la cadena alimentaria. Es necesario abordar las epidemias desde un punto de vista amplio, las zoonosis, las resistencias antimicrobianas, la seguridad alimentaria.Una tercera razón más, visión holística; es imposible avanzar en salud pública sin un enfoque global, interdisciplinar, aunando esfuerzo, conocimientos y complementando, en vez de acciones divisorias. España necesita equipos formados por médicos, veterinarios, epidemiólogos, expertos en salud que también hagan I+D en salud pública y avancen en modelos y sistemas desconocidos en estos momentos, que nos permitan asegurar nuestro futuro. En definitiva, ese trabajo que los distintos profesionales llevan haciendo en líneas paralelas, hace necesario que converjan y aúnen esfuerzos en una salud.

Cristina Velasco, presidenta de COLVET Cádiz. Cristina Velasco, presidenta de COLVET Cádiz.

Cristina Velasco, presidenta de COLVET Cádiz.

–¿Qué papel juegan los veterinarios en esta senda?

–Los veterinarios conocemos bien las líneas de prevención y lucha contra las zoonosis, somos quienes debemos aplicar tratamientos antibióticos de forma racional a los animales, por tanto, en nuestra mano está la lucha contra las resistencias microbianas, y cómo no, la seguridad alimentaria, que, por cierto, nuestro país es unos de los que tiene una normativa más desarrollada y evolucionada cuya misión en la protección de la salud y seguridad de los consumidores y usuarios. De ahí, el importante papel de nuestra profesión veterinaria en su amplio concepto prevencionista, unida a otros profesionales, como los médicos. Debemos involucrar a profesionales como los médicos de la importancia del Concepto de Una Salud. ¿Cómo? Estableciendo cada uno de los veterinarios diálogos con los más cercanos, “nuestro médico de cabecera, o de Atención Primaria”, y explicar cuál es el objetivo de nuestra profesión, que es la prevención en definitiva, al cuidar de los animales y sus productos para que no enfermen las personas. Así los médicos se involucrarán en la necesidad de adoptar el concepto Una Salud , y crear estrategias para abordar los riesgos que se originan en esa interfaz animal-personas - medio ambiente. Un 60% de los patógenos humanos son de origen animal (zoonosis) y cada año aparecen, de media cinco, nuevas enfermedades peligrosas para el ser humano, muchas de ellas a través de un salto de especie desde los animales.

–¿Qué medidas podemos llevar a cabo para la detectar estas enfermedades?

–La creación de la Comisión defendida en el Senado es lo que obligaría a formular normativas con visión holística. El intentar comprender que vamos caminando hacia un punto de no retorno. Si nos posicionamos ahí, las soluciones serán cada vez más drásticas y perderemos el estado de bienestar y abundancia que hemos conseguido, y cada vez será más numeroso el porcentaje de habitantes que vivan en situaciones penosas, que en situación de bienestar.La concienciación social, la educación desde la base, el rigor científico aderezados con solidaridad nos harán construir un planeta donde se pueda vivir en la paz, el confort, y el bienestar, donde el hambre desaparezca y la salud sea nuestro derecho. Estudiosos de distintas profesiones, científicos, políticos, e incluso el mismo Papa Francisco en su encíclica Laudato Si, cuya lectura recomiendo, integran animales, personas y medio ambiente, preservando su salud para proteger la biodiversidad del planeta de forma saludable, diciendo: “El desafío urgente de proteger nuestra casa común incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral, pues sabemos que las cosas pueden cambiar.”

–¿Existen en la actualidad suficientes medidas preventivas? Empezando desde el hogar, ¿existe educación preventiva?

–Vivimos en una sociedad en donde el consumismo promovido por la globalización, en donde todo lo tenemos a golpe de clic, y la falta de compromiso, conlleva a la catástrofe. Está muy resumido, exceso de consumo y falta de compromiso. Es necesario aprender (obtener conocimiento) y aprehender actitudes (hacerlas propias) olvidadas y denostadas, para modificar y valorar y ser críticos frente a lo que vale y a lo que no vale, y no situarnos en la permisividad permanente. One Health, Una Salud, Un solo planeta.