Conflicto

Los taxistas de Madrid siguen con sus paros mientras los de Barcelona ya trabajan

  • La jornada en la capital, también marcada por las protestas en los accesos a Fitur, ha dejado 14 heridos y 2 detenidos.

  • Competencia advierte de los perjuicios para los usuarios que suponen las últimas regulaciones aprobadas para acabar con el conflicto.

Los taxistas de Madrid siguen con sus paros y protestas a las puertas de Fitur Los taxistas de Madrid siguen con sus paros y protestas a las puertas de Fitur

Los taxistas de Madrid siguen con sus paros y protestas a las puertas de Fitur / Chema Moya, EFE

Los taxistas de Madrid seguirán adelante con la huelga tras cuatro jornadas de paros -que coinciden con la feria de turismo Fitur- y advierten que en próximos días llevarán a cabo acciones "más contundentes", mientras que el sector en Barcelona ha vuelto al trabajo tras seis días de protestas.

Tras anunciar su intención de mantener los paros en Madrid, las cinco asociaciones de taxistas convocantes han instado al Gobierno regional, encabezado por Ángel Garrido, a tomar la iniciativa para retomar las negociaciones y garantizar "una regulación efectiva" para los vehículos con alquiler de conductor (VTC).

En el marco del conflicto, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital se han intercambiado este jueves una serie de propuestas con las que buscan llegar a un acuerdo sobre cómo regular la VTC y poner fin a la huelga indefinida de los taxistas madrileños.

Aunque no han fijado una nueva cita, los técnicos de ambas administraciones han anunciado que volverán a reunirse "pronto" con la voluntad de resolver un "problema de envergadura", como lo ha calificado la portavoz municipal, Rita Maestre.

A la espera de encontrar una solución al conflicto, los taxistas de la capital han advertido que a partir del viernes protagonizarán un encadenamiento y algunos de ellos una huelga de hambre, en tanto que Garrido les ha trasladado que por apostar por "todo o nada, es fácil que se queden con nada".

La jornada, que al igual que la del miércoles ha estado marcada por las protestas en los accesos a Fitur y en sus accesos por la M-40, ha dejado hasta el momento 14 heridos y 2 detenidos.

En Barcelona vuelven al trabajo los taxis, pero no los VTC

Una situación que difiere de la que atraviesa en estos momentos el sector del taxi en Barcelona, que ha vuelto al trabajo después de que decidieran poner fin a seis días de huelga en un clima de división.

Sin embargo, son ahora las empresas de VTC las que están secundando las protestas contra la Generalitat por querer limitar su actividad.

Pese a reanudar su actividad, el portavoz de Élite Taxi, Alberto Álvarez, ha dejado claro que el fin de la huelga es solo una "tregua", aunque confía en que a partir de la próxima semana ya se empiecen a implementar algunas de las medidas anunciadas por la Generalitat.

Unas medidas que rechaza la VTC, cuya patronal Unauto pide la dimisión del consejero de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, y urge al presidente Quim Torra a que "paralice" el decreto ley para salvar al sector, que emplea a casi 4.000 personas.

Advertencias de competencia

Coincidiendo con la polémica, la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) ha advertido de que las últimas regulaciones reducirán la competencia entre taxis y VTC, perjudicarán a usuarios, incrementarán los precios, los tiempos de espera y mermarán la calidad del servicio.

Por ello, ha propuesto una batería de medidas, entre ellas evitar "discriminaciones injustificadas" entre ambos sectores, así como la limitación "artificial" del número de taxis y VTC.

Desde el Ministerio de Fomento, el secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, ha señalado que el presidente del Gobierno madrileño ha estado cuatro meses sin ocuparse de la regulación de la VTC.

Dentro del Ejecutivo, también el ministro de Ciencia y Universidades, Pedro Duque, ha avisado de que colapsar todo para cambiar las cosas no funciona, mientras la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, ha llamado a buscar un "equilibrio de derechos" en la huelga del taxi.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha reclamado una regulación a nivel nacional en lugar de "pasar la pelota" a las comunidades autónomas, mientras desde el ámbito empresarial, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha pedido al Ejecutivo que intervenga con una única mesa de negociación.

La huelga de Madrid, que coincide con la celebración de Fitur, una de las mayores ferias internacionales de turismo, se ha visto deslucida por la huelga de los taxistas, y el consejero delegado de NH, Ramón Aragonés, ha afirmado que "tiene delito" que el taxi venga aquí para fastidiarles cuando son sus principales suministradores de clientes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios