Sociedad

Más de la mitad de los conductores da positivo en los controles de droga

  • El 90% de las infracciones han sido por consumo de cocaína y de cannabis.

Comentarios 14

El 56 por ciento de los conductores sometidos a una de las 101 pruebas de drogas que la Dirección General de Tráfico (DGT) ha practicado en las carreteras entre el 9 y el 15 de julio ha dado resultado positivo, en un 90 por ciento de los casos por cocaína y cannabis. Este es uno de los principales resultados de la primera semana de vigilancia e intensificación de control de alcohol y drogas al volante puesto en marcha por Tráfico, de la que ha dado cuenta en rueda de prensa el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, junto con la directora de la DGT, María Seguí.

De los 232.000 controles de alcoholemia efectuados en una semana, 2.400 arrojaron un resultado positivo, lo que supone alrededor del 1 por ciento. Fernández Díaz ha explicado que además se han hecho 101 test de drogas a aquellos conductores que "por sintomatología permitía pensar a los agentes que podían estar conduciendo bajo los efectos de algún tipo de sustancia psicoactiva". "El objetivo de los controles es poner fuera de la circulación a personas que conducen habiendo consumido algún tipo de sustancia psicoactiva", ha destacado el ministro, quien ha elogiado el "buen ojo clínico" de los agentes al detectar a estos conductores que no habían cometido previamente ninguna infracción ni habían dado positivo en las pruebas de control de alcohol.

En lo que va de año, ha dicho Fernández Díaz, la DGT ha realizado 2.259 pruebas de drogas, de las que también un 56 por ciento, 1.304, han dado positivo, fundamentalmente por cocaína y cannabis, seguido de otras sustancias como metanfetaminas, anfetaminas y opioides. El titular de Interior ha avanzado que se seguirán intensificando este tipo de controles con la puesta en marcha de otra campaña especial en diciembre y con la finalidad de que este año se practiquen 10.000 pruebas de drogas en las carreteras.

La directora de Tráfico ha apuntado que de media 25 o 30 conductores son sometidos cada semana al test de drogas y ha anunciado que a medida que avance la infraestructura requerida para poner en marcha estos controles, irán progresivamente en aumento. En uno de estos controles el pasado 9 de julio un conductor con seis botes de metadona intentó fugarse para evitar ser sometido a la prueba, si bien en su maniobra chocó con la moto de un agente de la Guardia Civil y fue detenido, tras lo cual fue puesto a disposición judicial imputado por un delito contra la seguridad vial.

Los controles de drogas son aleatorios y se llevan a cabo mediante una sencilla prueba que cuesta 60 céntimos y que analiza la saliva del conductor. "Yo creo que vale la pena el esfuerzo y aunque estamos en la situación que estamos son unos cuantos pocos de euros invertidos en la seguridad de esos conductores y del resto", ha defendido Fernández Díaz. La primera prueba que los agentes hacen en carretera detecta un consumo drogas de hace pocas horas que, si arroja un resultado positivo, impedirá al conductor seguir al volante, aunque se le practicará un segundo test mucho más preciso que se remitirá con todas las garantías y custodias a un laboratorio.

Sólo en los casos en los que esta segunda muestra confirme el positivo, se sancionará al conductor, bien por una falta administrativa o por la vía penal, si las condiciones psicofísicas están claramente alteradas. La sanción administrativa será idéntica a la del consumo de alcohol: 500 euros de multa y la pérdida de seis puntos del carné de conducir. Cuando la infracción sea de tipo penal, la ley establece penas de prisión de tres a seis meses o multa económica de seis a doce meses de cuantía que fijará el juez, trabajos en beneficio de la comunidad y retirada del carné de uno a cuatro años. España es uno de los países del mundo con mayor consumo de cocaína y cannabis, y ello se refleja también en los conductores: un 19,4 % conduce después de haber tomado drogas, y 3 de cada 100, con la "mezcla explosiva" de estupefacientes y alcohol.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios