Sociedad

Los millennials, una generación que apuesta por la vida saludable

  • La Fundación Mapfre elabora un retrato de los jóvenes de todo el país

Los millennials y la vida saludable. Los millennials y la vida saludable.

Los millennials y la vida saludable.

Más de 8 millones de españoles, 8,2, forman parte del grupo socialmente denominado como millennials. 8,2 millones de personas con edades comprendidas entre los 20 y 35 años de edad, un 17,6% de la población, sobre el que ya se basa en parte, y se basará en su totalidad en apenas unos años, el desarrollo de España, cuando ocupen los puestos de referencia en la política, la cultura, la economía e incluso el entretenimiento.

Es, también, la primera generación nativa digital. Están conectados a internet, que les marca en muchos casos la senda a seguir. De internet les llega buena parte del ocio, incluso de las relaciones personales, y es a través de internet como se informa una mayoría o hace sus compras. Es, igualmente, una generación que comienza a apostar con fuerza por la sostenibilidad, por la responsabilidad social en su trabajo, en lo que consumen, en su forma de vida. De su capacidad para gestionar esta evolución en las formas comienza a depender ya un futuro menos incierto.

¿Cómo son estos millones de vecinos y vecinas? ¿Están satisfechos de sus vida? ¿Saben cuidar de su salud, de su alimentación? ¿Apuestan por la buena forma? ¿Cuál es su estado anímico? 

Fundación Mapfre, en colaboración con la consultora Salvetti Llombart, ha elaborado un informe, mediante una encuesta de carácter nacional, y con datos regionales, en la que ha analizado la importancia que para los jóvenes tiene la salud, la alimentación, la actividad física, el descanso y el bienestar emocional de estos 8,2 millones de millennials.

La amplitud numérica de esta generación permite datos como que el 51% cuenta con estudios universitarios o superiores, lo que indica una sustancial mejora en la formación respecto a la generación de sus padres y madres, con los que el 33% siguen viviendo, frente a otros 51% que ya está casado o vive en pareja.

El arco de edad, entre 20 y 35, marca también diferencias en los datos globales de la encuesta. A menor edad los ingresos medios que reciben son inferiores, 700 euros, mientras que el 60%, entre los 20 y 25 años, viven con sus progenitores. Lo mayores de este grupo, entre 31 y 35 años de edad, ya tienen unos ingresos de 1.300 euros y apenas el 10% reside con su familia.

La importancia de la salud

Hay una mayoría, el 49%, que está muy preocupado por la salud personal, frente a un 19% a los que apenas le da importancia. Buscan por ello tener unos hábitos de vida saludable aunque ello no evite que, de vez en cuando, se den "un capricho", como pasa con el 88% de los más preocupados.

Curiosamente, son los que tienen un nivel de preocupación intermedio, el 32%, los que reconocen un mayor grado de estrés, uno 61%. Incluso se muestran cansado (38%) o desmotivados (40%).

Los millennials en su conjunto apuestan por hábitos de vida saludables. La encuesta de Fundación Mapfre refleja que el 66% de ellos bebe al menos un litro de agua al día, el 61% camina un mínimo de 30 minutos cada jornada, el 60% intenta dormir 8 horas, el mismo porcentaje consumo de forma regular verduras y frutas y el 57% del global practica deportes o hace ejercicio físico. Eso sí, apenas un 15% hace meditación.

Como ocurrirá en otros aspectos de la encuesta, estos porcentajes se relajan los fines de semana en detrimento de lo que podían considerarse como parámetros de calidad de vida más exigentes.

Los millennials andaluces se sitúan por encima de la media en muchos aspectos de la salud pues el 88% de los encuestados intenta llevar hábitos saludables, siendo las mujeres las que más se implican a la hora de adoptar una forma de vida en este sentido. Al fin y al cabo, en Andalucía el 92% considera que estar bien emocionalmente beneficia al estado general de la salud de cada uno.

La alimentación

Los millennials andaluces tienen un mayor interés por una alimentación saludable que en buena parte del resto del país, según el estudio de la Fundación Mapfre. El 70% de los jóvenes encuestados muestran una preocupación por mantener una dieta sana y equilibrada, un porcentaje que llega hasta el 74% entre quienes reconocen que buscan recetas saludables. En ambos casos, las mujeres de Andalucía superan en cinco puntos el interés de los hombres en estos dos aspectos.

Apenas el 34% reconoce comer a menudo alimentos preparados o congelados, frente al 38% nacional. En este caso, los hombres llegan al 44% y las mujeres se quedan en el 32%.

Hay una notable diferencia entre los andaluces que usan internet a la búsqueda de recetas: el 72% frente al 63% del global nacional, frente a un porcentaje similar, el 45% que compra comida a domicilio o que reconoce seguir a influencers en temas de alimentación, 45%.

En todo caso, y como cabe esperar, hay un 75% de andaluces que gustan de darse un capricho. En este caso el porcentaje en las mujeres se dispara hasta el 80%.

Del 79% de quienes comen el casa, el 77% lo hacen con platos elaborados en el mismo domicilio. En el otro lado de la balanza, el 68% de quienes dicen comer en la calle optan por ir a un restaurante.

El deporte es fundamental para los jóevens de hoy. El deporte es fundamental para los jóevens de hoy.

El deporte es fundamental para los jóevens de hoy.

La práctica del deporte

El 23% de los andaluces entre 20 y 35 años de edad practican algún tipo de deportes todos los días, cuatro puntos más que la media nacional. Entre dos y tres veces a la semana lo hacen el 28%. En conjunto, el 68% de los andaluces millennials hacen deportes o actividades físicas.

Es un porcentaje que supera a la media del país por lo que no es de extrañar que el 56% de los encuestados consideren que si se práctica deportes se está mejor de salud.

El running gana de calle en cuanto al deporte preferido para los andaluces: el 57%, siendo la mayor cifra entre todas las comunidades. El 44% acude a un gimnasio, el 37% practica senderismo y otros 35% fútbol que también encabeza el ranking nacional junto a los valenciados. El ciclismo es el deporte favorito para el 26%. En su conjunto, el deporte es preferido entre los hombres que, incluso, se muestran más dispuestos a pagar por practicarlo que la mujeres.

Un porcentaje muy elevado, el 83% considera que esta práctica les sirve para encontrarse mejor no solo física sino también mentalmente. Para un 70% es importante porque les permite tener una mejor apariencia física mientras que para un 68% es una forma de entender la vida.

El descanso

El descanso no es sólo algo limitado a dormir, es una manera vital de desconectar de las obligaciones diarias. Un momento de relax, fundamentalmente en casa, que en el caso de los millennials tiene mayor fuerza a medida que se tiene más años.

Para el 71% de los andaluces lo fundamental es relajarse en la propia casa. El 61% apuesta por dormir mientras que para un 56% el descanso es desconectar del día a día. Hay un 30% que considera que el descanso es dejar a un lado el trabajo o el estudio.

Apenas un 26% de los encuestados en Andalucía reconocen que tienen un horario constante para irse a la cama y para levantarse. Un 24% no tiene ninguna rutina específica mientras que un 27% afirma que antes de dormir lee, un porcentaje líder en España.

Como en todas las facetas de la vida, el fin de semana cambian las cifras. Se deja a un lado, para la mayoría, las obligaciones laborales o lectivas y se duerme más. Eso sí, apenas se duerme apenas media hora más de media, hasta llegar a las 8 horas. Curiosamente es la cifra más baja de todo el país.

El 43% de los encuestados tiene problemas para conciliar el sueño. Unos, por estrés (63%) o por preocupación (52%), las obligaciones diarias (33%) o por exceso de trabajo (34%). Hay un 8% que reconoce que sufren transtornos hormonales que le afectan en el descanso. Eso sí, el 57% dice que duerme lo que necesita.

El bienestar emocional

En la reflexión que sobre la salud y los millennians plantea la Fundación Mapfre juega un papel importante el papel emocional, sobre todo porque el 85% de los integrantes de esta generación afirma haber padecido alguna vez problemas anímicos, de los que un tercio han salido sin recibir ayuda externa.

¿Cuáles son los pilares sobre los que se basa el bienestar para los jóvenes andaluces? Para el 63% es estar bien física y emocionalmente mientras que para el 59% es estar a gusto consigo mismo y con el mundo. Para el 46% es estar, ni más ni menos, que feliz, mientras que para el 36% es no tener ninguna preocupación.

El 20% de los millennians se sienten pesimistas o desmotivados, un estado de ánimo que empeora entre las mujeres. Cuando hay problemas, el 35% opta por acudir a sus parejas, el 29% a sus familias y el 30% a sus amigos. Sin embargo, hay un 32% que prefiere asumir por si solo esta fase.

Los estudios y el trabajo centran buena parte de las causas del estrés, que sufre el 60% del total. Lo reconocen la mitad de los encuestados. Hay un 38% que llegan a esta situación por el cansancio, porcentaje que sube hasta el 42% para aquellos que tienen problemas económicos. En la otra punto, el 8% que tienen estrés es por llevar una dieta alimenticia.

Los millennials y la socialización

La socialización es una marca de los millennials. Por la propia edad, por sus posibilidades económicas, por la propia educación y por la propia evolución de la sociedad. Para esta generación, salir para tomar algo con sus amigos forma parte de su vida. No es extraño, por ello, que la mitad reconozca que les gusta disfrutar de la vida con sus grupo más cercano.

Salir después del trabajo o del estudio, por lo que apuesta el 56% de los andaluces, es una práctica diario que les ayuda a desconectar de una jornada intensa. Algunos van más allá: el 36% apuestan por un fin de semana entero de fiesta.

Esta conexión social provoca decisiones que entran en conflicto con el bienestar y la salud. Así el 35% de los millennials andaluces reconoce que en algún momento han tomado algún tipo de droga, mientras que el 36% es fumador habitual, un porcentaje sólo superado por Castilla León.

Junto a ello, el 69% toma medidas en sus relaciones sexuales para evitar enfermedades de transmisión sexual. El 22% utiliza alguna red social para lograr estas relaciones.