Sociedad

El invidente asesinado por su mujer en Zaragoza fue miembro de la banda de El Lute

La esposa de Raimundo Medrano, que fue miembro de la banda de El Lute, ingresó ayer en prisión provisional comunicada y sin fianza acusada de un delito de asesinato, después de confesar que mató a su marido, quien falleció, según fuentes de la investigación, de un único disparo. La mujer, C. V. J., de 55 años, prestó ayer por la mañana declaración en el Juzgado de Instrucción número 2 de Calatayud (Zaragoza), después de que denunciara la desaparición de su marido, de 69 años, y tras confesar el crimen.

La juez, que ha decretado secreto de sumario por este caso, ha enviado a la cárcel de Zuera (Zaragoza) a esta mujer, que había denunciado el día de Reyes la desaparición de su marido, uno de los más perseguidos por la Policía en España en la década de los 60, y después confesó haberlo matado.

El secreto de sumario responde a que la juez considera que hay diligencias que practicar, según fuentes de la investigación, que explicaron que no hay constancia de que ningún miembro de la pareja presentara denuncias previas por malos tratos.

El abogado que defiende a la mujer, Eduardo Estévez, no precisó si recurrirá el auto de prisión del juez. Sí explicó que la pareja llevaba casada desde hace más de 30 años y que tenía tres hijos, ninguno de los cuales residía con ellos en Calatayud. No aclaró, sin embargo, los motivos que llevaron a la pareja a instalarse hace un año en esta localidad aragonesa. Raimundo Medrano estaba casi ciego, padecía diabetes y tenía que tomar medicación a diario. Su cadáver apareció envuelto en unos plásticos en una leñera en el propio domicilio.

La investigación para esclarecer la muerte de este hombre se inició el día de Reyes después de que su esposa denunciara la desaparición un día antes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios